Opinión

18 días de mentiras

Carlos F. Ochoa-Palau / Venezuela RED Informativa.us

Ecuador fue noticia en el mundo por 18 días cuando absortos desde otras latitudes la prensa extranjera y los medios políticos sobretodo Europeos miraban la situación social de un País que supuestamente había logrado la paz social, estabilidad y equidad a través del Presidente que estaba Gobernándonos quien durante su campaña electoral le había prometido al Ecuador bajo el manto de ser un Banquero privado y sin ninguna ideología que lo arropase, todo lo contrario a lo que en América latina se estaba dando bajo ideologías y dogmas de las Izquierda que hoy nos Gobiernan. Ecuador había acabado de salir de diez más 5 años de una corriente populista con fuerte base ideológica que se llama la Revolución Ciudadana y que trajo cambios sustanciales en lo social y una elocuente modernización del aparato público, innegable es no reconocer que a partir de la Revolución Ciudadana con Rafael Correa al frente, el ser humano tuvo un nuevo rol y sitial en la vida del País, antes ser un ciudadano común o de a pie solo era una estadística más y no se diga ser empleado público, maestro docente o jubilado, significaba morirse de sed al lado de la fuente. Los últimos cinco (5) años que antecedieron al Gobernante actual no Gobernó Correa, lo hizo su delfín y lo hizo de una forma sin sentido ni brújula, hubo una traición ideológica y sobre ello la Historia lo tiene escrito.

El Pueblo decidió una alternancia y más que eso una opción alejada a 15 años de pragmatismos ideológicos y más bien se nos ofreció paz social, encuentros y un futuro promisorio a través de la aureola de Éxito que daba sombra y cobijo al Derechista conservador Candidato Guillermo Lasso, un Banquero de profesión al amparo de hacer Banca por más de 30 años en el País a quien el electorado le creyó y le confió la responsabilidad de Gobernarnos más aun si acabábamos de salir de una fuerte convulsión social popular bajo la Presidencia de Lenin Moreno que liderada por las fuerzas del Indigenado y muchos grupos sociales que en 10 días consumió vidas y se destruyeron bienes públicos y privados pero sobretodo se destruyó la escasa confianza que nos quedaba de un Gobierno hibrido ideológicamente (Moreno) que por esos días no tenía ni norte y la brújula se le había extraviado. Esa asonada social nos había dejado heridas a todos los ecuatorianos, un Gobierno sordo asesorado por corrientes Neoliberales y un FMI dictando desde Carondelet decretos atrabiliarios cometiendo el error de meterse con los combustibles, subsidios y el gas base fundamental de la movilidad popular y la canasta familiar. Los Ecuatorianos habíamos apostado a un nuevo estilo de Gobernanza bajo el mando del Exitoso Banquero Guillermo Lasso el cual engalanó su débil campaña electoral de segunda vuelta con ofrecimientos que hasta hoy no son realidad, tales como Encuentro, paz social, trabajo, productividad y libre ingreso a las Universidades públicas eliminando el Senecyt lo cual caló mucho en el electorado joven que venía arrastrando una herencia de no poder estudiar en las Universidades publicas sin pasar por el duro entramado y procesos de la SENESCYT. Hoy, a un año y 2 escasos meses del Gobierno de El Encuentro nuestra Patria experimenta una de las peores experiencias en lo institucional y la paz social tan prenombrada se esfumó, pues hemos vivido una inusual violencia callejera y carcelaria sin parangón a ello la inacción de un Gobierno que se sentó a Gobernar sin una verdadera agenda social económica y productiva y simplemente con un Eslogan que hoy ya ha sido enterrado y tiene al País envuelto en carencias, desempleo y promesas incumplidas detonante de los 18 días de la Resistencia indígena que ha llevado a nuestra Patria a una de las paralizaciones más dañinas y convulsivas en materia social. El Pueblo y las nacionalidades Indígenas baluarte histórico de nuestra Patria, conocidos bravíos y valientes seres humanos son una minoría étnica en nuestro País pero Nativos originarios de ésta tierra a quienes hoy por ahí algunos trasnochados piden se devuelvan al paramo que son las altas llanuras serranas de los Andes cuando en realidad los usurpadores somos los Mestizos. Los Indígenas tomaron la posta para exigir del Gobierno de turno las reformas a leyes y decretos que no llegan ni llegaran por ninguna otra vía que no sea la tradicional no solo en Ecuador sino en el Mundo: La Protesta Social de los Pueblos!! porque en Ecuador es costumbre tener Congresos inertes, demagógicos y entreguistas que generalmente le hacen el juego al mejor postor, su ausencia ante las grandes asonadas sociales ha sido el brillo fulgurante que los distingue al igual que los Líderes políticos, aquellos, que en tiempos de paz se plantan en tarimas para vociferarle al pueblo su verborrea perniciosa de que son los salvadores de la Patria pero cuando el Bravo Pueblo Indígena toma las calles, carreteras, pueblos y Ciudades y paralizan toda una Nación en pro de los derechos sociales de todos, estos líderes políticos tradicionales se esconden bajo las polleras del miedo y cobardía, luego tienen la cachaza de volvernos a pedir el Voto.

Los 18 días de asonada social fue el rechazo a las políticas de inacción hacia una colectividad que se debate entre las carencias y la pobreza total, ante la falta de oportunidades de un País con muy altos índices de desempleo que sigue acrecentando en nuestros compatriotas la emigración que es más latente y triste casualmente en aquellas comarcas y regiones en donde el Pueblo indígena habita, a ello se le adiciona la ausencia de políticas públicas que prometieron implementar en detrimento de gobiernos anteriores y como no pueden superar esas criticadas herencias las han ratificado para unos temas y para otros le han metido la mano al bolsillo a los más pobres de nuestra Patria para preservar el ahorro fiscal o sea prevaleciendo la teoría del “Capital sobre el ser humano”.

18 días de Paralización al amparo de una Resistencia social que es legal constitucionalmente en nuestro País le abrieron las puertas al supuesto Ecuador del Encuentro y como invitados a esa Gala nos encontramos con la hidalguía de un Pueblo Indígena que cansado de 500 años de opresión, sumisión y maltratos se ha vuelto a rebelar por todos los Ecuatorianos mestizos y los escasamente arios y blancos para decirle al Gobierno de turno, al del Capitalista Banquero que el único encuentro que aquí existe es El Desencuentro a donde nuestra Patria se desliza entre el caos, odio, razismo y carencias y que aquí no hay otro fundamento de peso tras de ésta asonada que la de un Pueblo ahorcado de necesidades frente a un opulento Estado que ahorra su reservas monetarias y privilegian a las minúsculas clases económicas que están bien servidas con el menú de una Patria que no es nuestra, avaladas por una decadente información pública de Medios privados y serviles elitistas dueños de Medios a quienes el Pueblo mayoritario repudia, rechaza y no les cree nada.

18 Días de Paralización social, polarizó de nuevo un País ya fragmentado entre una minúscula clase dominante que apoyados por ciertos lideres títeres y un número reducido de trasnochados mestizos con disque sangre azul se han dado a la tarea de menoscabar un hecho relevante y hoy histórico que ha obligado al Gobierno del Desencuentro con escaso capital político como respaldo a sentarse con la mediación de la Iglesia católica a negociar primero la paz y luego ceder ante el reclamo popular y en ello estamos todos inmersos más aún si hoy ya la Ciudadanía circula con gasolina y diésel con 15 ctv./dólar más barato y una cantidad de leyes y decretos que serán expedidos a favor del Ciudadano común que es la mayoría de nuestra Patria.

18 días de un Gobierno que se atrincheró en las Mentiras de Promesas que no ha sabido ni podido cumplir hasta hoy; 18 días en que Descubrimos el nacimiento de un nuevo líder con suficientes capacidades y poder popular para obligar a un Gobierno sordo y ciego a respetar al Mandante y a identificar a los corifeos de turno que miraron hacia el otro lado de la historia cuando el pueblo los necesitaba y que el pueblo responderá en las urnas en su momento.

18 Días que han cambiado el pensamiento crítico hacia la clase política caduca, Gracias al Pueblo indígena por esta lección de Patriotismo, bravura y tesón.

¡18 Días que los Pueblos y Nacionalidades Indígenas nos dejaron como legado ante una Mentira que hoy no puede sostenerse más!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba