El Fogón de la Editora

¿ACNUR?… ¡BIEN GRACIAS!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Por huir de Maduro y de su régimen, el venezolano es capaz de cruzar la Selva del Darién. Hay que estar desesperado. Hay que no ver por ningún lado aquel cuento de “Venezuela se está recuperando” para lanzarse a esa aventura que no tiene nombre.

Solo si los ríos dejan, si las plagas y bichos mortales lo permiten, si los pantanos pestilentes no se los tragan, ni se los comen los cocodrilos, nuestra gente saldrá por el otro extremo de ese infierno y llegará a Panamá.

El infierno hecho selva. El horror convertido en paso por la desesperación de miles de venezolanos, en carrera por escapar de la xenofobia y de la certeza de una lenta extinción. Venezolanos desesperados y decididos a alcanzar algún pedacito de oportunidad, de futuro para ellos y para sus hijos acá, en el Norte. Porque allá, en el Sur, la gente de aquellos países olvidó que alguna vez Venezuela los protegió del hambre, la miseria y de la guerra.

La muerte de la madre con su niñita, ambas de Falcón, tratando de cruzar uno de los tantísimos ríos crecidos de esta temporada de lluvias en algún rincón del Darién es solo algo, muy poco, de lo que se cuenta. Apenas algo que se llegó a decir. De lo poco, poquísimo, que se sabe.

Porque ahora, en este preciso instante, mientras me estás leyendo, un tropel de unos 500 venezolanos en promedio, están intentando atravesar ese espantoso pantano, solo con lo que llevan puesto.

Estas estadísticas de espanto las están llevando algunas pocas ONG colombianas; poquísimas panameñas. Porque para las hordas de venezolanos que llegan a sobrevivir el paso del Darién con destino a las fronteras Sur de Estados Unidos no existe ACNUR. Es decir: el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados no ha demostrado mayor interés por esa situación.

O sea, la muerte de los venezolanos que intentan temerariamente atravesar la Selva del Darién no está de moda. Todavía ni los zamuros de la oposición, ni mucho menos los malvados del régimen de Caracas le han encontrado “la vuelta” para sacarle dinero al dolor de nuestro pueblo, como hace muy poco tiempo hicieron con Cúcuta, donde montaron su circo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba