Opinión

Al otro lado de lo creíble, el reseteo

Santos Luzardo / Venezuela RED Informativa.us

Las élites que operan bajo la égida de cada dios, utilizan a los políticos para manejar los gobiernos y disponer de los recursos de los países como medio para dominar el mundo material y su gente. Así siempre ha sido.

Los globalistas, patrocinantes del pretendido Nuevo Orden Mundial, regidos por Moloc: Levítico 18:21; quieren reducir la población mundial por lo que impusieron la pandemia del COVID 19 y el manejo de la tecnología 5G para inocular obligado al mundo que han logrado controlar a través del dinero falso, fiduciario o electrónico, con viales experimentales, que han arrojado resultados genocidas que no permiten trascender al conocimiento público. Todo esto aparte de las ganancias obtenidas de vender más de 10.000 millones de inyectables a 15 $ de promedio.

Los patriotas, conducidos por Yahveh, Génesis 18: 1, 2; pretenden volver a la economía real como estrategia para quitarle poder a los globalistas mediante el sistema de la ley Gesara que busca imponer la moneda con respaldo real de metales preciosos, como oro, platino, etc. Cambiar el sistema Swift por el Quantum Financial System (QFS), eliminar la Federal Reserve y tantas otras cosas que superan con creces la Utopía de Thomas Moro, el gran reseteo mundial (The Great Reset) propuesto en Davos. Todo ha sido y sigue siendo, desde el comienzo de los tiempos de la humanidad, una lucha de dioses por las almas.

El mundo, últimamente como ha ocurrido con los Estados Unidos, está tomado políticamente por los globalistas, pero los patriotas aún mantienen poderes vitales y luchan por recuperar espacios, recursos y almas.

Todo está manejado por unas pocas organizaciones transnacionales que controlan y mueven el dinero fiduciario que monta a sumas mayores a las manejadas por casi todos los paises juntos.

Los globalistas de Moloc inventaron ese dinero falso sin respaldo y lo impusieron como política monetaria en todo el mundo, mediante sus operadores políticos.

Son los dueños de todo lo que sirve y es capaz de imponer conductas, creencias y actitudes para que la gente actúe de la manera que ellos digan. Ej: miedos, deseos, consumismo, alienación, modas, confort, enfermedades y curas, etc. Además de ocultar la tecnología que resolvería la tragedia mundial en todos los ámbitos. Es decir crean caos y luego cobrar por resolverlo, es solo uno de los tantos modo operandi.

Los grandes negocios son el petróleo, las armas, las drogas ilegales y las de la industria farmacopédica junto a toda suerte de medicamentos, los alimentos, medios de comunicación divulgativos como CNN, BBC, NBC y los de movilización y las más avanzada tecnologías, etc.

El planeta está dividido entre estos dos extraordinarios poderes oscuros que todo lo controlan y pugnan por el dominio de las almas, que bien se puede evidenciar en Romanos 1:15 y Levítico 18: 29, 21.

En medio de esas circunstancias las almas luchan contra sus propios egos para evolucionar según el destino elegido antes de encarnar, que en buena parte caracteriza ese ego a vencer, pero la matriz lo dificulta cada vez más, porque se nutre de las energías de bajas vibraciones emitidas por el sufrimiento humano en sus diferentes manifestaciones.

Todo lo escrito parece una fantástica fábula, pero así ha sido desde el gran experimento genético que dio origen a la humanidad, una lucha entre dioses para controlar las almas que permanecerán en el Sansara cambiando de cuerpo y vida hasta que logren salir del circuito del mal.

La fábula deja de serlo cuando se conoce la verdad que ha de hacernos libres. Conocer por ejemplo que en el no espacio no tiempo, un millón de años equivale a segundos lo haría comprensible, como conocer la dimensión mágica que hace realidades increíbles en los universos paralelos creados por el comportamiento de las partículas ya descubierto por max Planch en la física cuántica.

La evolución espiritual consiste en salir de la trama creada por la guerra de dioses para controlar las almas y elevarse al ámbito de la luz, es decir, como ya se escribió, salir de la matriz para ser libres.

De la Orden de los Caballeros de Fénix

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba