El Fogón de la Editora

ASÍ ESTAMOS

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Lo único que le dejó junio a Venezuela fue una mayor inflación. Con el deslizamiento del valor del dólar sobre el extinto bolívar, todo en el país terminó el semestre sumergido en una escandalosa burbuja de altísimos precios.

Las cifras reales de este nuevo desastre son tan confidenciales, como la composición del Registro Electoral Permanente que tan celosamente guarda la dictadura, como si se tratara de un secreto de confesión.

Pero no hay necesidad de que funcione el Banco Central, ni que nos caiga a mentiras. Cualquier ayuda que cualquiera de nosotros pueda haber mandado a nuestras familias en enero, por ejemplo, para el cierre de junio, con esa misma plata, quizás y solo puedan ahora comprar la mitad de las cosas.

La comida escaló cotas altísimas. Desde la Harina Pan hasta la carne pegaron un enorme brinco. El pollo, el pescado, la carne y los granos se fueron por las nubes. Y con el cuento de las inundaciones, la vialidad destruida, las sopotocientas alcabalas del martillo en todo el país, junto con el tema de los combustibles, las verduras y hortalizas andinas se transformaron en exquisiteces de bodegones, en el centro del país.

Eso explica el incremento en la hemorragia de gente que huye cada día, y que no parece tener fin. Todos los días salen de Venezuela familias enteras, grupos completos de nómadas tránsfugas con destino a la América del Norte, al costo que sea.

Ya es tan frecuente el éxodo del venezolano, la sangría de un pueblo que se desprende del país por cuentagotas, que hace tiempo dejó se ser noticia. Solo las caravanas de inmigrantes estancadas en el norte de México o los horrores del paso a través de la ciénaga del Darién cogen titulares.

El resto del país, el resto de una Venezuela destrozada en mil pedazos, inundada por las aguas de las lluvias de nuestro invierno, solo sobrevive. ¡Como sea!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba