CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Bar de locos y locas

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

En estos tiempos, o en esta época de farsantes y forajidos que atraviesa nuestro país, a nadie le puede sorprender la foto que corre, de la última “apretadita de manos» pública entre Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez.

Dos pajarracos de la misma jaula que expresan el propósito común y compartido que une al régimen con su oposición: repartirse a Venezuela por los cuatro costados, como si de un botín se tratase el país, un alijo del hampa o como la Cueva de Ali Baba.

Tal para cual, ambos «gacelos» y gacelas, para usar cierto lenguaje, simbolizan lo más sucio, ambiguo y torcido de la porquería en que han convertido a nuestra Venezuela.

El jefe de Carmona Estanga, nieto del prócer petrolero Juan Pablo Pérez Alfonzo, resultó un incompetente alcalde del municipio Baruta y mandadero de uno de los Dos Leopoldos de la Baraja truculenta que se amuñuña feliz con el hijo siniestro del famoso secuestrador. Todo por desmantelar las medidas en contra del régimen y seguir haciendo dinero entre ellos. ¡Así van las cosas en nuestro país!

En Venezuela la administración Biden/Harris piensa “componer” las cosas a través de la realización de unas «elecciones libres imaginarias» en 2024. ¡O sea, fantasías!, o sea «Alicia en el país de las maravillas».

Total, en Venezuela lo electoral funciona igual que los relajos en los BARES DE LOCOS y LOCAS: “Prometer para conseguir, y una vez conseguido, se olvida lo prometido”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba