Opinión

Basta ya de manipulaciones y mentiras

Diego de la Vega / Venezuela RED Informativa.us

Unos trabajadores de Corpoelec, bajo condición de anonimato, han revelado que la empresa estatal ha estado implementando un plan de racionamiento eléctrico a nivel nacional desde el apagón general de marzo de 2019.

El plan, conocido internamente como PAC (Plan de Administración de Carga), consiste en dividir el país en dos y mantener una mitad apagada durante las 24 horas del día. Los sectores se van rotando cada 2 a 4 horas, lo que significa que cada sector del país experimenta cortes de electricidad durante ese período, de modo que no se perciba como un apagón general.

El trabajador explica que la medida se ha tomado debido a la incapacidad del sistema eléctrico para soportar la demanda actual. La generación de energía ha disminuido debido a la sequía en el embalse del Gurí, la principal fuente hidroeléctrica del país, y el aumento de la temperatura también afecta el sistema.

A pesar de la grave situación, el gobierno no ha invertido en la construcción de nuevas centrales eléctricas o en la expansión de la red de transmisión. El trabajador denuncia que no se ha realizado ningún proyecto de envergadura en los últimos 25 años, mientras que la demanda de electricidad ha aumentado en un 500%.

La falta de inversión en el sistema eléctrico ha tenido un impacto devastador en la vida de los venezolanos. Los cortes de electricidad son frecuentes y duran horas, lo que afecta a los hogares, las empresas y los servicios públicos. Expertos en el sector eléctrico advierten que la situación podría empeorar si no se toman medidas urgentes. Señalan que la construcción de nuevas centrales eléctricas y la expansión de la red de transmisión son esenciales para garantizar un suministro de electricidad confiable y sostenible.

Corpoelec no ha emitido ningún comunicado oficial sobre el plan de administración de carga. La empresa tampoco ha respondido a las críticas por la falta de inversión en el sistema eléctrico.

Sistema eléctrico al borde del colapso

La fuente interna explica que el sistema eléctrico no tiene la capacidad para abastecer a todo el país, incluso con el parque industrial funcionando al 10% de su capacidad. A medida que avanza el verano y el embalse del Gurí se seca, la generación de energía disminuye, lo que aumenta la frecuencia de los cortes y racionamientos.

Falta de inversión y visión a largo plazo

Los trabajadores denuncian que Corpoelec no ha realizado ninguna inversión significativa en la expansión del sistema eléctrico en los últimos años. No se ha construido ninguna represa nueva, ni se ha aprovechado el potencial del mar, el viento o el sol para generar energía. Tampoco se han construido redes de transmisión paralelas para mejorar la distribución de la electricidad.

Consecuencias para la población

El racionamiento eléctrico genera incertidumbre y frustración en la población. Los venezolanos estamos viviendo una realidad inaceptable: los cortes de luz son parte de nuestro día a día. Esta situación, que se ha recrudecido en los últimos meses, no solo afecta nuestra calidad de vida, sino que también pone en riesgo la salud, la seguridad y el desarrollo económico del país.

Las explicaciones oficiales no son suficientes. No podemos seguir tolerando que se nos diga que la crisis eléctrica se debe a fenómenos naturales o a sabotajes. Cuando la realidad es que el sistema eléctrico nacional está colapsado debido a la falta de inversión, mantenimiento e incompetencia del régimen.

El racionamiento eléctrico, disfrazado de «Plan de Administración de Carga», es una medida ineficaz e injusta. No podemos aceptar que medio país esté a oscuras 24 horas al día, mientras que otros sectores gozan de un servicio ininterrumpido. Las recientes declaraciones confirman que el servicio eléctrico en nuestro país está en crisis.

Análisis y conclusión

Las constantes fallas y el racionamiento eléctrico se han convertido en una agonía diaria para el pueblo venezolano. La explicación revela la realidad del sistema eléctrico nacional, confirma lo que todos sufrimos:

· El racionamiento nunca ha cesado. Se mantiene oculto bajo la fachada del «Plan de administración de Carga» (PAC), dividiendo al país en dos y rotando apagones de 2 a 4 horas por sector.

· El sistema no aguanta. La falta de inversión en infraestructura durante 25 años ha hecho que el sistema colapse ante la demanda actual, incluso con un parque industrial funcionando al 10%.

· El verano agrava la crisis. La disminución del embalse del Gurí, sumada a las altas temperaturas, genera más cortes y racionamiento.

No hay soluciones a la vista. La falta de visión y la desidia del gobierno impiden la construcción de nuevas represas, aprovechamiento de energías renovables o la expansión de las redes de transmisión.

Las consecuencias de esta crisis son graves

· Pérdidas económicas millonarias.

· Daños a los equipos electrodomésticos.

· Interrupciones en los servicios básicos, como el agua, la salud y las comunicaciones.

· Apagones constantes: Los venezolanos sufren cortes de electricidad de forma regular, en algunos casos de hasta 12 horas al día.

· Racionamiento: El gobierno aplica planes de racionamiento para distribuir la energía disponible.

· Deterioro de la calidad de vida: La falta de electricidad afecta el funcionamiento de los servicios básicos.

·Pérdidas económicas: Las empresas se ven afectadas por los apagones y el racionamiento, lo que genera pérdidas económicas y desempleo.

Posibles soluciones

· Inversión en nuevas centrales de generación: Se necesitan nuevas fuentes de energía para aumentar la capacidad del sistema.

· Modernización de las redes de transmisión y distribución: Se debe mejorar la infraestructura para evitar las pérdidas de energía.

· Planificación a largo plazo: Es necesario un plan integral para el desarrollo del sector eléctrico.

· Participación del sector privado: La inversión privada podría ser clave para la recuperación del sistema eléctrico.

Exigencias para el gobierno nacional

· Un plan de inversión urgente en el sistema eléctrico nacional.
· Transparencia en la gestión de Corpoelec.
· Un cronograma concreto para la recuperación del servicio eléctrico.

Llamado para la acción

Es vital que la sociedad venezolana se una en la exigencia de soluciones a la crisis eléctrica. La presión popular puede ser el motor que impulse el cambio necesario para poner fin a esta situación que afecta a todos los ciudadanos.

· Solución inmediata a la crisis eléctrica. Implementar un plan de emergencia que incluya la reparación y mantenimiento del sistema actual, así como la búsqueda de soluciones alternativas de generación.

· Inversión en infraestructura. Planificar y ejecutar proyectos a largo plazo para la expansión y modernización del sistema eléctrico nacional, incluyendo la construcción de nuevas represas, aprovechamiento de energías renovables y redes de transmisión.

· Transparencia en la gestión. Informar al país sobre la situación real del sistema eléctrico, las medidas que se están tomando y el cronograma para la solución definitiva de la crisis.

Este comunicado es solo un punto de partida. ¡No podemos seguir tolerando esta situación! Los venezolanos tenemos derecho a un servicio eléctrico continuo, estable y de calidad. Hacemos un llamado a todos los venezolanos a unirnos en esta lucha. No podemos permitir que el régimen siga jugando con la vida y el bienestar de nuestro pueblo.

¡Venezuela no aguanta más apagones! ¡Basta ya de apagones! ¡Unámonos todos para exigir una solución definitiva a esta crisis!

Hagamos sentir nuestra voz. Comparte este comunicado, únete a las protestas pacíficas y exige al gobierno que cumpla con su responsabilidad de garantizar un servicio eléctrico de calidad.

Difunde este comunicado en tus redes sociales y únete a la denuncia.

¡Por un futuro con electricidad para todos!

Nota: La información contenida en este comunicado se basa en el testimonio de unos trabajadores de Corpoelec y no ha sido verificada de forma independiente. Se han omitido algunos detalles del escrito original para proteger la identidad de los trabajadores. Se ha incluido información adicional sobre el contexto y las consecuencias del racionamiento eléctrico.

BastaYaDeApagones #VenezuelaMereceLuz

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba