CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Brownfield como gallo mañanero

Honradamente: ni aquí ni allá, ni en donde sea alguien puede sorprenderse por el contenido de las más recientes declaraciones del señor exembajador de Estados Unidos en Caracas mister William Brownfield sobre Venezuela y Nicolás Maduro. Para él, que conoce por dentro al monstro, ni Maduro ni su pandilla deja el poder por votos.

Brownfield, que se ha paseado por casi toda América Latina, se las sabe y se las conoce completicas. Hoy puede hablar con total libertad, pues ya es un diplomático jubilado, con más de 40 años lidiando con demócratas, bestias y gorilas en nuestro pedazo de mundo. Y sí, con todas sus palabras finas, conviene que Venezuela es controlada desde el más alto gobierno hasta el sótano por capas de una poderosa industria del narcotráfico y del delito protegido por el estado, cuyos jerarcas, tanto militares como civiles, jamás van a dejar por las “buenas” el control del poder político con que cuentan para hacer todo lo que hacen.

Y ahora habla Pablo Medina: ¿así o con dibujitos? No hay Blyde, ni Ramos Allup, ni María Corina ni «mariocorinos», ni ningún otro muñeco con cabeza que sea medianamente sensato y honesto, que se crea que “votos espantan ratas”. ¡Esa no existe mis amigos!

Como le gustaba repetir al mafioso guía espiritual de todas aquellas cucarachas: “quien tenga ojos que vea, y quien tenga oídos que escuche”.

Los ejercicios electorales que han sido “perpetrados” por esos malandros en casi 25 años de democracia “participativa y protagónica” solo han consistido en maquillaje y patuque de payaso triste. Más falsos que un billete de a tres. La oposición ha facilitado el trabajo de fraudes una y otra vez moviendo la cabeza como aquellos perritos de juguete que ponen los choferes sobre la consola de sus carros.

Esa es la razón por la cual esa misma oposición dedicada a lo electoral para el régimen, ni lo confronta, ni lo emplaza, ni lo obliga a ningún tipo de acción de gobierno que responda a alguna necesidad real de la gente del país. Por eso es por lo que no hablan de salarios y pensiones en dólares, ni de los problemas de luz, ni de la falta de empleos y oportunidades que necesita el venezolano con urgencia para ganarse la vida, por solo mencionar unos poquitos de muchísimos problemas que pesan sobre la nación.

Los supuestos contrapesos de la política en Venezuela solo son embustes que buscan idiotizar al venezolano y esperanzar a la comunidad internacional que aún se crea, porque a mucha de ella le conviene creer el cuento de las “elecciones justas y libres” para que la gente vea luz.

La agenda pública, las necesidades y el verdadero interés de la nación venezolana no están, repito, no están ni en el interés ni en el propósito de quienes dicen hacerle oposición al régimen. La oposición electoral venezolana solo está ahí, solo tiene razón de ser, para garantizar el funcionamiento de la charada electoral que hace ganador una y otra y otra vez a Maduro o a cualquier otro que los jefes de La Habana decidan colocar al frente de la organización delictual en que han convertido al estado en Venezuela.

La verdad es que no hace falta que mister Brownfield lo diga a grito pelado fuera de Venezuela. Su conocimiento del pantano político venezolano y de las tremendas fuerzas del mal que dan apoyo y sustento al régimen de Venezuela son clarísimas, evidentes y totalmente confiables. ¡Allá quien quiera ponerlas en duda!

Sospechoso, muy sospechoso de estar en la “volada” quien no se quiera dar por enterado y siga con su insistencia electoral. Claro, a menos que estés en la nomenclatura, en el sector muy sucio, muy encochinado y feo que funciona como estilistas y cosmetólogos del gobierno venezolano. Allá hay solo calle, protesta y calle: esa es la única línea de la Venezuela que de verdad quiera recuperar a Venezuela.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Excelente!! 👏👏👏 Que grato ver y leer aún personas que están claras en todo su contexto político y geopolítico,aún viviendo fuera de Venezuela,no sé desconectan de la realidad precaria de Venezuela.

    Bendiciones para usted Presidente del Parlamento Libertador. Pablo Medina🇻🇪

    🙌 Lcda. Tricia García 💫

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba