CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

«Business are business» o carroñeros y zamuros

El país político de febrero de 2024 se parece a una sinvergüenzura a muchas manos. Con la zanahoria seduciendo a aquellos que han hecho de la política su propio emprendimiento, la industria electoral venezolana ya encendió sus motores.

Carroñeros y zamuros se muestran impacientes ante los posibles despojos a María Corina; mientras ella pone toda su confianza en que ocurra algún “milagro” bolivariano.

De no ser así, María Corina Machado está fuera del juego electoral con o sin el Departamento de Estado de Norteamérica que dice apoyarla. Petróleo venezolano disponible y barato mata tanto a galán como a mujer bonita, que nadie lo ponga nunca en duda.

La cuerdita de los hampones del siglo XXI, junto con sus inseparables asis-tontos del G4, los partidos inexistentes, los negociadores de Gerardo Blyde y el resto de la flora y fauna de los parásitos de la política con que cuenta el país de lado y lado, repiten las sandeces de siempre. Una de las más famosas: “dentro de la constitución todo, fuera de la constitución nada”.

Todo ello más parecido a un potente slogan publicitario para un desodorante que otra cosa, tampoco Maduro pierde oportunidad para recordarle a Venezuela y al resto del mundo otro de sus más famosos estribillos electorales: “Por las buenas o por la malas ganaremos las elecciones para la reelección presidencial”.

Quien insista en hacerse todavía el pendejo está en su derecho, pero quedará muy mal. La historia recogerá la vagabundería colectiva de todos estos hijos de puta y les pasará la cuenta en su debido momento.

Lo que sí es cierto es ya están abiertas de par en par las puertas del universo paralelo de la constelación Indra-Smarmatic. Si a eso le juntamos el capital electoral fresco que trae el régimen, los 10.5 millones de electores duros del colombiano y de la causa de la prosperidad en Venezuela recién adquiridos en el referéndum de diciembre pasado, el final, como es costumbre, ya está cantado.

Insistimos. A toda la Resistencia, sociedad civil y venezolanos comprometidos con la recuperación de la calidad de vida de una nación hecha trizas, el Parlamento Libertario los espera para, juntos y en serio, pasar finalmente a la acción.

Se entiende, ¿verdad?

Por eso Venezuela: ¡no te sigas dejando joder! Después de 25 años, ¡vamos a ponerle fin a esta VAINA!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba