Opinión

Capítulo 15: Conoce tus límites

Santos Luzardo / Venezuela RED Informativa.us

El ya famoso libro escrito por Mike Pompeo, Secretario de Estado de Donald Trump, titulado: NEVER GIVE AN INCH. FIGHTING FOR THE AMERICA I LOVE. (Nunca cedas ni una pulgada. Luchando por la América que amo), como ocurre de manera inveterada, da para todo, según el usuario y sus componentes morales e intelectuales.

El libro, de 32 capítulos titulados a manera de normas de conducta doctrinales, de quien ha sido formado con disciplina en la Academia Militar de los EE. UU., no es un libro sobre los políticos bandidos y desalmados de Venezuela, solo refiere nuestra tragedia en las primeras líneas de su capítulo 15, como más adelante anotaremos en resumen.

Realmente, es interesante a pesar de la carga de personalismo que resulta lógica en su autor. Transita desde lo anecdótico personalísimo y familiar hasta lo atinente a la alta política de Estado.

Trata las difíciles relaciones con China, sus pretensiones de invasión a Taiwan, el hermetismo chino sobre el covid-19, la muerte del Dr. Li el 7 de febrero de 2019, en Wuhan, y sus denuncias advirtiendo al mundo del peligro del virus y la irresponsabilidad del gobierno de China no sancionada, las medidas económicas contra empresas chinas, el genocidio en Uigur al Oeste de China, los espías chinos en Texas para robar tecnología médica, etc.

Las relaciones con Rusia y los sucesos con Ucrania y la corrupción de Hunter Biden hijo del actual presidente de los EEUU. Los Acuerdos de París sobre el cambio climático, emisiones de dióxido de carbono y cómo los comunistas toman este tema como bandera política.

Las conversaciones infructuosas con El Vaticano para lograr apoyo para la protección de DD.HH. en China y otros países y la imposición de China de 9 obispos comunistas. Las alianzas y apoyo a Israel desde Truman frente al irrespeto de Obama contra esa Nación y el traslado de la embajada de EE.UU. a Jerusalén el día del aniversario de esa Nación.

Los esfuerzos de paz en Medio Oriente, caso de Siria y salida vergonzosa de EE.UU. de Kabul, Afganistán. Cómo los globalistas escandinavos impidieron la entrega del Nobel de la Paz a Trump y sí a Obama que no hizo nada por la paz. La idea de comprar Groenlandia.

Caso Soleimani y captura de Alex Saab. Cumbre de Hanoi, Vietnam y las relaciones con Kim yo Jong sobre la desnuclearización. Caso de la frontera e inmigración de México.

Finalmente, sobre el capítulo 15, titulado: Conoce tus límites, comienza así:

«Nunca quise cerrar una embajada estadounidense. Pero el 14 de marzo de 2019 cerramos la sede de nuestra representación diplomática en Venezuela». Que mal para los venezolanos, por culpa de los cubanos y sus esbirros locales.

Continúa refiriendo que el embajador Jimmy Story quería quedarse pero él, Pompeo, no lo permitió, pero le prometió que regresaría a Venezuela. No lo cumplió ya veremos por qué.

Dice, que no cierra por Maduro, que no se atrevía a nada contra EE.UU., sino por los colectivos bandidos y salvajes que constituyen un riesgo para su gente.

De allí sale la expresión del título, pues dijo: «Teníamos que conocer nuestros límites».

Habla de la doctrina Monroe, que fundamentalmente pretendía evitar injerencias de China, Rusia, Irán y el comunismo en América. Como vemos, no han cumplido ni sus propias doctrinas, pero por culpa de Biden entre otros. Siempre estuvo presente la posibilidad de intervención militar, solo que no como los politiqueros imaginaron y vendieron.

Comenta que el legado de Chávez y su sucesor Maduro ha sido dañar a Venezuela y las alianzas con los enemigos de EE.UU. También refiere los apoyos económicos a la oposición y sus viajes a Cúcuta y Boa Vista para atender la tragedia de los venezolanos.

Refiere la ayuda de Rusia y China a Venezuela, y el tráfico de drogas desde los gobiernos de Chávez y Maduro.

Comenta que un grupo de políticos venezolanos (el G4: AD, UNT, Primero Justicia y Voluntad Popular) pide su apoyo y le dice: «El golpe está previsto en cuestión de horas»: 30 de abril de 2019 «Operación Libertad». Efectivamente, así lo conocía la inteligencia de EE.UU. Maduro muy asustado con vuelo previsto y listo para Cuba, pero los rusos le impusieron quedarse.

El golpe fracasa porque muchos se echaron para atrás y por imprudencias y miedo adelantaron las acciones. Las consecuencias en muertos, heridos y presos todos las conocen.

Pompeo habla en la OEA para lograr apoyo contra Maduro y los delegados norteamericanos en varios países y todo resulta positivo. Se impusieron sanciones e incautaciones de inmuebles y cuentas bancarias. Se dijo: «O estás con la fuerza de la libertad o estás aliado con Maduro y su caos».

Muy lamentablemente todo se perdió, nada resultó por obra de los mezquinos, palurdos y apátridas políticos del G4.

No refiere el oscuro negociado de estos políticos y sus insuficiencias morales e intelectuales, pero creo que se conoce bien en el país.

Todo lo antes escrito es poco más de enunciaciones de contenidos mucho más amplios.

Los mayores y más perversos secretos de nuestra insólita desgracia no están en este libro, las conoce todo venezolano que se interesa por su país y se ha deslastrado del impune maleficio psíquico que le impusieron los políticos en los últimos 60 años.

De la Orden de los Caballeros del Fénix

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba