Cuando el Río Suena

Casi 40 parturientas han muerto en Hospital Central de Barquisimeto este año

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

Cuando las parturientas van a dar a luz y llegan a la sala de parto, no tienen dinero para adquirir los insumos que les piden, allí comienza el sufrimiento fetal y materno, de esto nadie habla, el gobierno lo tiene silenciado, se desconocen las verdaderas causas de muertes maternas, pero en lo que va de 2022, van casi 40 mujeres que dejan huérfanos a sus bebés en la Sala de Partos.

Se habla de 37 mujeres embarazadas que han perdido su vida en el hospital central universitario Antonio María Pineda, de Barquisimeto, luego de que ingresaran para dar a luz, en ese centro médico,. Aún no hay cifras oficiales, acerca de las embarazadas que llegan al hospital barquisimetano y han muerto, tras su ingreso por preeclampsia, síndrome de hellp y por desnutrición.

La semana pasada, quedaron cinco recién nacidos huérfanos y este jueves una joven de 18 años, proveniente del municipio Palavecino, falleció en la madrugada dejando, sin explicaciones médicas a los familiares. No obstante, los obstetras hablan, pidiendo el anonimato que las causas generalmente son anemia, eclampsia y desnutrición, entre otras que se producen durante la gestación del feto y que a veces no son detectadas, hasta el momento de la concepción.

Hay muchas deficiencias en la proteína que ingiere la madre y eso hace que la madre se deprima, afectando su sistema inmunológico, lo cual las hace más susceptibles a un virus o a infecciones bacterianas, dicen las fuentes médicas. Y agregan que la desnutrición ha aumentado mucho, durante los últimos 8 años, de allí vienen las deficiencias, porque sólo están comiendo sólo hidrato de carbono, arepas, arroz, espaguetis y algunas verduras. También están expuestas a muchos virus, toda vez que hay poco acceso a los servicios de agua, luz, gas doméstico, transporte para el control prenatal y por supuesto carecen de una alimentación balanceada y saludable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba