La Columna de Pablo Medina

Clase económica

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

En Venezuela a la galería de lo estúpido cada vez le cuelgan más fotos. Maduro se retrata con la otra oposición, la de CLASE ECONÓMICA, luego de repartir el lomito entre los socios de la oposición buisness class en México.

Es que, en esto de sentarse con un régimen ilegitimo para hacer negocios con él y simbolizar supuestas diferencias, no hay ni límites ni tampoco se requiere tener algún tipo de escrúpulos.

Los otros parásitos de la política de siempre en Venezuela, que vienen rodando desde hace más de 30 años, también aspiran a acordarse con la dictadura. ¡También ellos son hijos de Dios!

Si los partidos que componen la MUD son botellas vacías, los de la otra oposición no llegan ni a pararapetos. Pero, para un régimen que busca desesperadamente mantener su disfraz de democracia, son de muchísima utilidad. Dan para la foto. Dan para tratar de engañar al mundo sobre la existencia de una falsa gobernabilidad colectiva, pactada y construida sobre las diferencias entre el “gobierno” y el resto de la sociedad.

Sin embargo, toda Venezuela sabe que esos individuos ni representan, ni mucho menos se parecen a lo que necesita el país para recuperar su normalidad. Porque, casi toda Venezuela, es Resistencia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: