El Fogón de la Editora

COMO CON ATILA

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Mi hermano Pablo tiene razón: no siempre la culpa es de quien le da el garrote al ciego. Se han visto casos de ciegos, bien malucos, que les da por andar repartiendo bastonazos a todo a quien se le atraviese.

Si el régimen de Caracas repite como loro que es asistido por potencias exitosas como Cuba, Rusia, Irán y China, ¿cómo está eso de que Venezuela es un país totalmente arruinado y destruido por sus cuatro costados?

Es que allá, entre todas esas maletas, ¿no ha habido algún tipo de sinergia para mejorar, aunque sea un solo aspecto de la vida nacional? Porque en nuestro país todo está en ruinas, y lleva años desbaratándose.

Es que el régimen lleva más de dos décadas como llave de algunos de países más fracasados del planeta, que solo han servido de sanguijuelas, de ladrones de esquina, que se han cogido y se siguen cogiendo todo aquello que no es de ellos. Además que, ni para ellos mismos, ni para sus pueblos, tienen muchos logros que enseñar.

Resulta que en Rusia, por ejemplo, se siguen muriendo anualmente miles de personas por frío y por enfermedades crónicas no atendidas, ante los increíblemente ineficientes servicios de salud universal con que cuenta. Cuba, Cuba es tierra arrasada. Irán es un país primitivo que funciona en la Edad Media, anclado en el terror de una forma del islán, que hace que la vida humana no valga nada. Y en cuanto a China, es la vitrina mundial del más provechoso capitalismo para algunos pocos, y de la esclavitud laboral para las grandes mayorías de ese enorme país.

Entonces resulta que toda esa fauna, según la dictadura, ha ido en rescate de la revolución bolivariana para salvarla del “atraso” en que esta consiguió al país, luego de la Cuarta…

¡Por favor!

En Venezuela lo único comprobable es que por más de 20 años estos pillos que controlan el poder solo han robado en complicidad criminal de todos esos otros gobiernos inútiles con muy malas costumbres, con los cuales se han repartido al país.

¡Trump y sus sanciones llegaron mucho, muchísimo, después que ya todo estaba destruido!

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: