CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Como poseyeres, seguirás poseyendo

Venezuela tiene casi un millón de kilómetros cuadrados de Zona en Reclamación. La nación venezolana RECLAMA la devolución de todo nuestro territorio, de nuestros recursos minerales, de nuestros hospitales, de las escuelas, de los aeropuertos, de la ONIDEX, de las minas de oro, de los puertos y de los derechos humanos secuestrados por un régimen traidor y embustero que permite y se enriquece vilmente con la ocupación de nuestro país por fuerzas de lo más negro y feo del mundo.

Venezuela está tomada, está invadida por rusos, cubanos, iraníes y chinos. Y últimamente hay que incluir en ese relajo a la Chevron, a la Total, a la Repsol, a la EMI y a la Exxon Mobil, que también hacen fiesta con los rufianes del régimen, como compinches en la robadera de todo nuestro país.

De manera que con los trotes que Vladimir Padrino suda junto con sus narcobarrigones generalotes de la patria, no es suficiente. Con esas estupideces no da para asustar a los guyaneses. Tampoco alcanza para impresionar a sus socios, ni viejos ni nuevos, con los cuales está rematando a Venezuela.

Francamente no tiene ningún sentido insistir en lo ruinoso que resulta ser el triunvirato que regenta a Venezuela. Maduro-Padrino-Diosdado no tienen ni el talento ni la gracia de Los Tres Chiflados, ni mucho menos su ingenio. No dan risa, lo que producen los tres es vergüenza.

Y por favor: que alguien les diga que dejen de repetir como burros asuntos que no entienden. Porque lo que contiene el término del Utis Possidetis Iuris, por ejemplo, resulta ser cuchillo para sus gargantas.

Maduro, quien dice haber sido canciller del difunto, todavía no se entera que «Lo que poseyeres, lo seguirás poseyendo». El significado del latinazo funciona como doctrina en el Derecho Internacional Público. Pero no solo se aplica a lo territorial; no solo “trabaja” para el asunto de la Zona en Reclamación con Guyana, sino que también opera para todo aquello que pueda ser de otro y le ha sido robado.

Es decir: lo que Venezuela como país siempre ha poseído, siempre lo poseerá. ¡Entérense, rufianes!

También funciona para las escuelas, los hospitales y la infraestructura de todo un país que el régimen, tras casi 25 años al frente del estado, se ha robado o destrozado. Porque donde antes había escuelas, autopistas, fábricas, haciendas en producción y terrenos urbanos que tenían dueños que le fueron robados por un régimen de asaltantes, continúan y continuarán perteneciendo a sus legítimos propietarios. ¡Igualito, machete!

Lo que Venezuela y los venezolanos poseían antes de la llegada de todos ustedes al poder, y que arrebataron a lo Jalisco, sigue y seguirá siendo de Venezuela y de los venezolanos.

Eso incluye el secuestro de todas las instituciones, la libertad personal y ciudadana, la administración de la justicia y tantas y tantas cosas que todos ustedes se han embolsillado.

Le han robado a todo un país. Todo eso, bandidos: Sigue siendo de Venezuela y de los venezolanos, ¡y siempre lo será!

Porque lo que poseyeres, lo seguirás poseyendo. Ya que, ¡Lo apropiado indebidamente hay que devolverlo a sus dueños!

Por eso: ¡Dios, Venezuela Libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba