CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Cosas robadas

¡Claro que va a haber un día después! ¡Claro que los venezolanos vamos a recuperar nuestras libertades, nuestra democracia y nuestro país!

La nación ya huyó del sanguinario José Tomas Boves, se escondió de las montoneras y de las guerras civiles a todo lo largo del siglo XIX, del paludismo y de docenas de regímenes tiránicos, y sobrevivió. Hoy, otra vez, Venezuela esta maltrecha, golpeada y desangrada, pero se volverá a levantar como un gigante de la historia.

Y cuando se vuelva a poner en pie, Venezuela va a pedir cuentas. Va a pedirle cuentas a los desgraciados que tanto daño le han hecho desde adentro; igual que a aquellos otros que se han aprovechado desde afuera, haciendo de nuestra tierra un feo burdel de carretera.

Porque todo este lumpen del régimen y sus enchufados, han vendido, revendido, regalado y botado miles de millones de dólares en cosas que no son suyas. Recursos sobre los cuales todos estos rufianes no han tenido ni la legalidad ni la legitimidad para tan siquiera administrarlos. Estos bandidos del régimen de Caracas llevan dos décadas traficando con cosas que no son suyas, con cosas que se han robado. ¡Hampones, pillos y aguantadores!

CITGO y Monómeros tampoco son de ellos. Ni Chávez ni Maduro ni tuvieron ni tienen derecho alguno de tocar un solo tubo, una sola llave de paso de esas empresas. Porque, en franco derecho, esos dos rufianes no han sido otra cosa que usurpadores de las credenciales como jefes de estado de la República de Venezuela.

Más vale que se den por enterados todos aquellos países, empresas e inversionistas del mundo que hoy están comprando, vendiendo o alquilando los tantos pedazos de Venezuela que estos miserables del régimen están aguantando y negocian a espalas del país. Porque ninguno de ellos son ni legítimos, ni legales cuentadantes de Venezuela, son solo hampones que hacen negocios con lo que le están robando día a día a toda una nación.

Hugo Chávez solo fue presidente legítimo de nuestro país por un rato. Con los verdaderos resultados del referéndum revocatorio de 2004, el pueblo venezolano se deshizo de él. Que hayan tenido éxito las maniobras de Smarmatic para torcer la decisión de los venezolanos, y que la oposición cómplice no haya peleado el resultado, eso no cambia la verdad.

Haber torcido mediante trampas la decisión de la nación venezolana, convirtió a Hugo Chávez en un vulgar presidente ilegítimo desde ese momento. A partir de ese solo evento, Hugo Chávez dejó de ser un presidente legal y legítimamente constituido. Y eso no son solo cosas de abogados o de leguleyos. Para efectos de contratos serios, eso, eso tiene y tendrá mucho peso en el futuro. El día después de toda esta calamidad, todo lo comprado o vendido por el régimen en Venezuela y fuera de ella, pero propiedad de la nación, será considerado ilícito y sin ningún soporte legal.

Es que del referéndum en contra de Chávez «palante», ningún proceso comicial venezolano ha sido ni legal ni ha producido un gobierno legítimo en nuestro país. A punta de trampas es que llevan tanto tiempo mandando estos tipejos.

En cuanto a Maduro, aparte del hecho de ser colombiano por nacimiento, el mismo “mejor sistema electoral del mundo” hizo de él el príncipe heredero de Chávez y de los cubanos, como si nunca hubiera ocurrido la Independencia en Venezuela.

Todo lo demás, de ahí hacia arriba, ha sido una serie interminable de trampas electorales tipo Smarmatic; con registros electorales viciados, con manipulación por parte del NARCO PLAN REPÚBLICA en todos los procesos y sin ningún seguimiento internacional que le aporte valor y credibilidad a las tantas elecciones que han ocurrido, todas ellas con resultados falseados.

Por eso es por lo que, allá, en Colombia, que están jugando con el destino de Monómeros. O acá, en los Estados Unidos de Norteamérica, que unos grupos se están engolosinando con meterle las manos a la CITGO, les decimos: no sean tan confiados.

El día después, el día que nos deshagamos de todas estas sanguijuelas, le vamos a reclamar al mundo que se haya aprovechado de nuestras miserias; y saldremos a recuperar todo lo que le pertenece por derecho a toda la nación venezolana. Lo advertimos otra vez con todas sus letras: el régimen de Caracas está negociando con COSAS ROBADAS.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: