La Columna de Pablo Medina

Criptomonedas

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Las descomunales instalaciones montadas a todo lo largo del país para minar CRIPTOMONEDAS por generalotes y enchufados con el régimen de Caracas, se están terminando de tragar la poca electricidad que se produce y se distribuye en Venezuela.

Para el montaje de esta costosísima industria, por cierto, sí que no se enredaron con ninguna de las sanciones que tantos quieren ayudar a levantar.

Lo chocante de todo esto es que, para la operación de primer mundo, se necesita de cantidades astronómicas de electricidad constante y segura. Y cuando se ve a uno de estos monstros tecnológicos ultramodernos, no parecen ser vecinos de un país todo destartalado y quebrado.

Así, enchufados y personajes del régimen disponen hoy en día de la tecnología más adelantada que se pueda imaginar, para perforar en las profundidades de los códigos de seguridad de todas las monedas virtuales que existen en el mundo. Y sin algún escrúpulo posible, esas enormes plantas de tecnología de punta compiten en el consumo eléctrico con poblaciones enteras, escuelas y hospitales que tratan de sobrevivir entre oscuranas y apagones de más de 12 horas al día, que estos llaman “administración de carga”.

¡No jodas!

A Venezuela, el lugar donde todo se puede hacer si estás del lado “correcto”, la están condenando a la oscuridad, al atraso eterno. Nuevamente, solo unos pocos hacen los “buenos negocios”, mientras las grandes mayorías la pasan fatal.

El cinismo de la dictadura no conoce límites. A pleno sol, a la vista de todos, se roban la electricidad de los venezolanos. Entre el desastre en que han dejado al sistema eléctrico nacional y las docenas de gigantescas operadoras de minería de CRIPTOMONEDAS, el país está oscuro. ¡No podemos dejar que apaguen a Venezuela!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: