El Fogón de la Editora

¡CUÁNTA EFICIENCIA!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Resulta que López Obrador en México, que viene a ser más de lo mismo de lo que tenemos en Venezuela, se complace en devolver a cientos de caminantes venezolanos que, con la esperanza de cruzar la frontera en cambote hacia Norteamérica, fueron atrapados al norte de su país en el intento de llevar a cabo el paso.

Está clarísimo que hasta los sanguchitos que le dan en el regreso a nuestra gente para medio arreglar el hambre vieja, van por cuenta de Mr. Joe Bien. Lo que no termina de quedar claro es si las deportaciones masivas que están llevando a cabo los mexicanos por instrucciones del Departamento de Estado responden a alguna política de alguno de los dos estados; o más bien son una respuesta destinada a la protección del muy lucrativo negocio de la carne humana, que han desarrollado por décadas los coyotes, y que se puede ver seriamente comprometido con estos nuevos “formatos” migratorios.

La industria de sangre, trabajo esclavo, drogas, órganos humanos, armas y pare usted de contar, que existe con total impunidad entre las fronteras de México y Estados Unidos se encuentra seriamente amenazada por el posible éxito de las Caravanas de Migrantes, esas que se acercan cada vez más a la frontera sur de este país, solas y por su cuenta.

Esta figura de Caravanas es relativamente reciente. Se trata de grandes pobladas humanas que apuestan lograr un significativo impacto sobre los medios, se dan protección entre los numerosos migrantes que las componen y buscan “saltarse” la pesadilla de los coyotes, que cobran un realero por cada individuo que “pasan” al otro lado.

El siniestro “oficio” del tráfico de seres humanos en la frontera entre México y Norteamérica tiene potentes ramificaciones en el mundo de la delincuencia organizada, de la política y de muchos políticos sin escrúpulos en ambos países.

O sea: en este asunto de la migración “desbordada” se está pisando muchísimos callos. Es también un “asunto” de mucho dinero.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba