El Fogón de la Editora

DE MUJER A MUJER

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Es el colmo: los más grandes mafiosos electorales de todas las épocas, invictos por más de veinte años en hacer trampas y trucos en cuanta elección se haya realizado en Venezuela, cantando fraude por los resultados del domingo pasado. ¡Increíble!

Cilia Flores jamás de los jamases ha llegado a diputada con votos de verdad, con votos legales; a ella siempre le han arreglado las cuentas para no dejarla mal parada.

Cilia Flores no tiene cara, ni moño para decir que María Corina acomodó las elecciones de las primarias de la oposición para resultar ganadora. Cilia Flores, para más datos, es solo la mujer del capo del país y la tía de dos joyitas dedicadas al narcotráfico, convictos y con bragas naranjas depositados en una cárcel federal de este país, pero que el gobierno de Joe Biden le entregó a su marido para que la CHEVRON y otras empresas americanas más le pusieran bien fácil robarse todo el dinero que genera el petróleo y el gas que se produce en Venezuela.

Cómo dice mi hermano Pablo: “¿así o con dibujitos?”. Y ahora resulta que la Cilia Flores saca la cara a cuenta de “faldas” para calumniar a María Corina. Esta nueva pelea de esquina apenas está comenzando. Y ya empiezan a salir quienes están realmente detrás del poder en Venezuela, ¡las mujeres!

La verdad es que estos malandros del siglo XXI no tienen ni un poquito de vergüenza. De tenerla habrían entregado el poder luego de conocerse los verdaderos resultados del referéndum revocatorio del año 2004, que debieron haber sacado a Chávez de Miraflores.

¡Por favor!

Y mientras las comadres suben el volumen y gritan cada vez más alto, al venezolano le anuncia el colombiano Maduro el pago de un bono de la Economía Familiar por flamantes ¡103 BOLÍVARES! ¡Encima son malvados!

Menos de 3 dólares, que de broma dan para un helado de paleta en medio de la calle. Y de “eso” muy poca gente, con faldas o con pantalones, están dispuestos a hablar en Venezuela. De “eso” y la pavorosa crisis eléctrica que mantiene a todo nuestro país en la penumbra, poquísimos hablan, ni poquísimos critican, ni dicen, ni están haciendo nada para devolverle la luz al país.

Ni tampoco hablan en serio del gentío que se sigue yendo del país, ni de sus sueños perdidos, ni de nuestros muchachos y jóvenes que no creen en nada ni en nadie, por eso no votan ni creen más en cuentos de caminos ¡Solo chismes!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba