CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Después del fraude… «hasta el final»

Diosdado es brujo. Diosdado es adivino. ¡Diosdado ya sabe que la oposición va a cantar fraude la noche del 28 de julio! ¡Increíble! Definitivamente: ¡Diosdado tiene poderes!

El asunto, capitán, es que Venezuela entera tiene que cantar fraude la noche del 28 de julio porque tú y los tuyos llevan haciéndole fraude a Venezuela desde hace más de 20 años.

Desde el referéndum activado en contra de Hugo Chávez en 2004 pa’ delante, no ha habido una sola elección, ni la de la reina del carnaval del prescolar Simón Bolívar en Cariaco, que ustedes, junto con sus ratas del CNE, no le hayan trampeado los votos a toda Venezuela.

Ahora bien, el asunto no es solo advertirlo y decir que todos los demócratas que estamos dentro o fuera del país lo vamos a denunciar. Porque no hay de otra. Cuando los hampones que administran el “mejor sistema electoral del mundo” salgan a levantarle la mano como supuesto triunfador al colombiano que dejó Chávez al cuido de sus guisos.

¿Quiénes lo vamos a decir otra vez? ¿Quiénes nuevamente vamos a reclamar que el régimen le hizo fraude a quien sea que esté en la cara adversa del tarjetón electoral encriptado en las máquinas de las trampas? ¿Quién o quiénes vamos a prender el peo cuando estos sinvergüenzas intenten pasar sin vaselina otra de sus ya muy repetidas trampas electorales?

Pero resulta, Diosdado, que la a mayoría del país también tiene poderes de adivinación.

Sabemos que van a volver a tratar de pasarle a Venezuela otros 10.5 millones de electores a favor de un imbécil que tiene en la ruina a toda la nación. O es que acaso, capitancito, eliminar de un plumazo el derecho del voto a 5 millones de venezolanos no es fraude electoral?

Si el mundo entero decide mantenerse otra vez en modo estúpido ante ese nuevo ultraje en contra de todo el pueblo de Venezuela, dando por buenos los resultados de una reelección sobre un individuo que ha acabado con todo un país y que todo el mundo lo saluda en Venezuela mentándole la madre, pues que se vaya bien largo pal’ carajo. ¡Quienes no están, tampoco hacen falta!

Ojalá y a partir de esa misma hora y de ese mismo día, el pueblo entero dé por bueno aquello que repite y repite María Corina, “hasta el final”.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba