La Columna de Pablo Medina

Dictadura

Pablo Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Sin mostrar un programa primero, posible, real y viable, que apunte a la recuperación y al rescate de la institucionalidad en Venezuela, cualquier elección interna se convertirá en un concurso de belleza de misses. Y ahí, quien lleve al Poliedro la mayor barra, ganará lo que sea a «rabo alzao».

Otras primarias para medir quién cuenta con más “primos”, dinero para campaña y plata para pagar publicidad y cuñas por internet, es una réplica de 2011. Con el mismo resultado asegurado: ¡Nada!

Si la Resistencia no construye un «hacia donde» y un «con qué se cuenta para salir de ‘esto’”, el país permanecerá dentro de los bolsillos de la DICTADURA. Hay que terminar de entender y comunicar en todas sus letras que en Venezuela el “asunto” no es tan simple como pedir el “cese de la usurpación”.

¿Cuál es el miedo? Es hora de llamar a las cosas por su nombre. Venezuela está siendo aplastada y saqueada, desde hace muchos años, por una forma de DICTADURA de corte distinto a las del siglo pasado. Una DICTADURA que se ha emperifollado con un maquillaje de democracia electoral falsa, gracias a la complicidad de una clase de políticos que han engañado al pueblo. De individuos que, arreglados con el régimen dictatorial, se han hecho pasar por víctimas del tirano. Cuando todos, ya lo sabemos, no han sido otra cosa desde 2002 que socios en lo sucio de quienes dicen adversar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: