El Fogón de la Editora

DIOS LOS CRÍA Y EL DIABLO LOS JUNTA

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Parece que en estos tiempos que corren estamos dejando regadas muchas “cosas” por el camino. Al paso, o a la velocidad en que vamos, estamos dejando caer al suelo muchos de los valores y de las formas que han dibujado el tipo de sociedad con que siempre soñamos.

Muchas de esas manera de ver la vida buena y decente se las estaremos negando a las generaciones que nos sucederán. Y, con toda seguridad, si no hacemos algo, alguien en el futuro nos reclamará, con toda razón, que no las defendimos.

Por ejemplo, en este gran país, un juez, un jurado y una pícara se ponen de acuerdo con un grupo innombrable de antiamericanos para hacer un nuevo intento de arrinconar al hombre que más esfuerzo ha puesto, en los últimos 80 años, para «hacer de América grande, otra vez».

No me canso de repetirlo. La administración Biden ha puesto más empeño en acabar con la carrera de Donald Trump y su inevitable retorno a la Casa Blanca, que en el tema de la inflación, la paralización de la economía, el encarecimiento del crédito y la caída del empleo.

Entre las omisiones de política de estado como las que acabo de citar solo como muestra, soy injusta si no incluyó el esfuerzo tenaz de Joe Biden y de su vicepresidenta, Kamala Harris, en visibilizar a los transformistas, transgéneros y todos los “distintos” que puedan existir en EE.UU. Otro de los grandes “éxitos” de la actual administración, junto con los desastres que en política exterior el Departamento de Estado no deja de cometer día tras día.

Lo mismo que ocurre en mi país de origen, Venezuela. Allá, en un reciente ejercicio de verdadero realismo mágico, al mejor estilo de lo que pudiese suceder en el Macondo de «El Gabo», recién acaba Maduro de nombrar a Alex Saab y a Fernando Carrillo responsables del relanzamiento de la que una vez fue una potente industria nacional: la de la producción de las exitosísimas series y telenovelas venezolanas.

Un rufián y el “amiguito” de la vicepresidenta ejecutiva del gobierno ilegitimo de ese país, serán los nuevos Hermanos Warner del celuloide venezolano. Con toda seguridad, y nadie tiene que ponerse pálido si lo escribo, la siguiente gran lavadora de dinero sucio del NARCO-RÉGIMEN venezolano.

Que, por cierto, es lo mejor que sabe hacer el colombiano Saab… ¿O fue por otra cosa por lo cual la administración de Donald Trump se gastó una fortuna y movió cielo y tierra para traérselo desde África y sentarlo en el banquillo de los acusados en este país? ¡Digo!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad de la escritora

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba