CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Diosdado anda volando bajo

Diosdado, chico: ¡háblate también de las “otras” cosas en tu programa!  ¡No seas tan aburrido, vale! Quitémonos las máscaras: así como yo te veo, tu me oyes de lunes a sábado.

Recuerda: como le gusta también decir al “socio estratégico del régimen en Venezuela”, el colombiano Juan González, que asesora al presidente Biden en materia de política latinoamericana, “amor es amor” mi vale.

Pero sácale las astillitas a todos los “tontos” útiles que tú mantienes bajo alquiler para que te maquillen a la NARCOCRACIA del siglo XXI, como si en Venezuela existiese algún tipo de democracia de verdad.  ¡Déjalos tranquilos, chico!

Más bien: ¿Por qué no nos echas esos cuentos que traes de tus proxenetas de La Habana? ¿Por qué no le sueltas al país cómo es que volviste a ser de los “favoritos” de aquellos miserables que controlan aquella pobre isla? ¿Por qué no dices que los rufianes del régimen de Cuba están felices, pues entre ambos le recogieron la cabuya a los iraníes que estaban tan pero tan montados sobre todos ustedes, que los tenían ya de cajita? El enemigo de mi enemigo es mi amigo… ¿no es verdad, Diosdado?

¡Así es! ¡Pero deja a María Corina tranquila, vale! ¡Ella está en lo que está! No te ensañes con Pérez Vivas, poniendo en tela de juicio su hombría, cuando tú, Diosdado, apoyas de la boca para afuera al movimiento gay y todos aquellos quienes se sienten máquinas de escribir o cafeteras o cualquier otra cosa, y de paso dices ser un creyente duro de la Agenda 2030.

Deja que Delsa monte su campaña sobre las terribles amenazas que le hacen a su vida. Que Roberto Enríquez pueda salir del closet del anonimato, como tú mismo te burlas.

Habla, más bien cuéntale al país, como te robas el dinero que se recauda en dólares y en efectivo de los buques que vienen a cargar el petróleo y el gas que es del pueblo venezolano. Plata que no entra ni por equivocación en el Banco Central, ni en las cuentas de PDVSA, ni en ninguna otra del estado venezolano. Habla de ese dineral que produce CHEVRON para ti y para tu cuerdita de maleantes. Ese que ha hecho que el valor de mercado de las acciones de CHEVRON se haya apreciado en algo más de un 22% en lo que va de año, por lo “bien” que le van las cosas en la Venezuela del siglo XXI.

Tú y tus compinches deben estar brincando en una pata. Otra vez vuelven a hacer platica rápida con el petróleo y el gas que nos robas. Ahora ya no tienes que poner solamente todos los huevos en la cesta de la producción y distribución de estupefacientes desde el estado; vuelves a la diversificación de tus negocios. Vuelves a estar tranquilo. Sumas cada vez más marramuncias. Eres la peste en nuestro país, pero eso es viejo y muy sabido.

Diosdado, vamos por ti. Eres un truhán, un traidor y un hampón de lo peor. Y se las tienes que pagar todas a Venezuela y a millones y millones de venezolanos a los cuales le has hecho un daño irreparable. Insisto, macho: “amor es amor”, pero te vamos a ver preso y bien jodido.

Por eso: ¡Dios, Venezuela libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba