La Columna de Pablo Medina

Disfraz

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Se acaba febrero y Venezuela sigue en veremos. Tal y como van las cosas, seguramente en el más allá, San Pedro les exija visa a los venezolanos para dejarlos entrar al Paraíso. Mientras tanto que en nuestro país, la porquería del socialismo del siglo XXI ha montado una franquicia del infierno con todos sus aperos.

Los suizos son señalados, por el pedazo de Europa que aún es decente, por su complicidad en el lavado de las enormes cantidades de dinero sucio que blanquea la NARCOTIRANÍA venezolana. Los trinitarios pasan la página sobre el asesinato del bebé y de su madre detenida; ahora están ocupados con el Carnaval de Puerto de España. Los rusos cuadran a sus gobiernos satélites de la América Latina, con su rollo de Ucrania. Y los románticos norteamericanos se mantienen a la espera de que Maduro reinicie las negociaciones con una oposición que ya, simplemente, no hace ni tan siquiera el más mínimo intento de oponerse a algo en un país que está patas arriba.

Lo único que cambia en Venezuela son los precios de todos los artículos y de todos los servicios. Eso permite que el “crecimiento” alcance a unos pocos; mientras que a las grandes mayorías les toca ponerse el DISFRAZ de gente normal, tragar grueso y seguir corriendo la arruga.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: