CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Dos paisanos se reparten a Monómeros

Otro de los eventos que el régimen quiere tapar debajo de los escombros de los guisos de El Aissami es el asunto de Monómeros. Ahora resulta que Gustavo Petro va más veces a Venezuela a verse con su paisano Maduro que novio haciendo la visita. ¡Ni Piedad Córdova con Chávez!

La información que manejamos no es que solo ECOPETROL estaría detrás de Monómeros para ponerle las garras, también hay un grupo de viejos amigos de travesuras de Gustavo Petro, quienes tienen los reales en efectivo, como le gusta hacer los negocios a esas grandes corporaciones de la Hermana República, para un rápido cambio de manos.

El monto de la operación, que ya es del dominio público, no pasaría de 350 millones de dólares; ni el 10% del último alijo que le consiguieron a El Aissami por la venta en efectivo del petróleo robado a todos los venezolanos, y por lo que están rodando cabezas entre el chavismo pro iraní en Venezuela.

El precio poquito, muy bajo. ¡Bajísimo si se considera el capital y el potencial de una petroquímica tan bien montada como esa! La “supuesta” pérdida del valor de la empresa se lo están achacando al desastre administrativo y a la robadera de la cual fue objeto Monómeros antes de ser intervenida por el presidente Duque. O sea: gracias a la colaboración estelar de Henry Ramos Allup, Leopoldo López, Julio Borges, Manuel Rosales, Juan Guaidó con su orquesta y una larga lista de joyitas que entendieron mal la seña de usar Monómeros para rescatar a Venezuela, y lo que hicieron fue saquear otra empresa de Venezuela.

Para Maduro y sus maleantes, Monómeros no tienen ningún valor, ni estratégico, ni como negocio, ni como nada. Solo le puede servir para “ayudar” a un paisano que está haciendo el trabajito de intermediario para rebuscarse una pequeña comisión en la vuelta, y conectar a las dos puntas de un negocio en el que el dictador se gane también una platica.

Con las declaraciones que ambos dan, y esperan que se las crea la gente cuando Petro llega a Venezuela para hacer la visita, pone los pelos de punta. Ellos dicen: “estar en el propósito y en la búsqueda del bienestar social entre ambas naciones”. ¡Sí, Luis!

Como si Venezuela fuese estúpida, los dos colombianos están cocinando otro zarpazo en contra de nuestro país. ¡Qué desgracia, vale!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba