CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El 28 es pavoso

La gente común y corriente. La gente de a pie. La gente normal que quiere, que aspira y que merece una vida digna y plena dentro de Venezuela. Ese venezolano no puede, para nada, estar pendiente, ni remotamente, si María Corina va a inscribir su candidatura presidencial como inhabilitada ante el CNE o no. Aunque mi deseo es que se inscriba, realidades son realidades. Así mismo no podemos esperar si Manuel Rosales estará en las condiciones acostumbradas para soltar sus idioteces de siempre, a pesar de las tantísimas inyecciones de bótox que se ha puesto en el rostro, que lo tienen más desfigurado de lo que ya era.

¡Mentiras! Ilusiones falsas de politicuchos de la Cuarta, arrastrados por los negocios a una Quinta mucho más permisiva, más inmoral y muchísima más sucia que ningún otro periodo anterior que se haya vivido en Venezuela.

Quien diga que el país está mediadamente interesado en las elecciones para el 28, para el 28, es porque definitivamente está metido en la industria electoral bolivariana de la democracia participativa y protagónica del siglo XXI. Está tratando de pasarle un contrabando de normalidad institucional al país que se está derritiendo por dentro, y, por supuesto, al país que es capaz de creerse cualquier zoquetada, estando fuera de Venezuela. Definitivamente el 28 es pavoso.

Porque Venezuela sabe, Venezuela conoce que con inscripciones temerarias, slogans refritos de los años 30 del siglo pasado, con elecciones falsas y con apoyos mentirosos de una comunidad internacional que insiste en hacerse el policía de Valera, no se enciende la luz en las casas del pueblo, ni se recupera la calidad de vida perdida del venezolano, ni el futuro del país.

Es que la única agenda posible para Venezuela es una Venezuela con electricidad en las casas todo el día y todos los días. Agua en las tuberías. Servicios médicos disponibles y posibles para quienes se enfermen. Pensiones y salarios en dólares. Y todo lo que signifique recuperar la modernidad secuestrada por estos cavernícolas. Venezuela necesita con urgencia un Gobierno de Transición.

Cualquier otra oferta de “servicios políticos” del alguna utilidad colectiva, se parece cada vez más al esfuerzo del vendedor de puerta a puerta de aspiradoras en medio de un pueblo donde no existe la electricidad. ¡Totalmente inútil!

Es que estos espabilaos de la oposición electoral en Venezuela no han comprendido que la gente muerta de hambre, sin trabajo, sin luz y sin vida medianamente moderna, ya no está para nada interesada en sus cachivaches sin utilidad alguna.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba