El Fogón de la Editora

EL APARECIDO

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Es que resulta imposible no verle las costuras al aparato de comunicación del régimen en Venezuela. En esta oportunidad, con el asunto de El Aissami. No convencen a nadie.

Es que con los cuentos del CNE, la inscripción electoral a última hora de Manuel Rosales y el “hasta el final” de las Corinas, uno hasta puede tener alguna duda.

¡Pero con la detención de Tareck El Aissami es que se les pasó el arroz! La joyita en cuestión, que desde sus épocas como presidente de la FCU de la Universidad de Mérida era y sigue siendo un connotado gángster. ¿Estaba escondido con el rabo entre las piernas un año seguido en una casa de Caracas sin asomarse ni siquiera a las ventanas? ¡Los cubanos y Maduro están perdiendo talentos!

En Venezuela todo el mundo sabe que ese bichito viene dando vueltas por Oriente Medio, Rusia y Turquía desde que salió de PDVSA e hicieron un desfile de bragas naranjas con sus segundones.

Con prohibición expresa del régimen de Maduro para que no se filtrara ninguna foto o rastro de la vida de príncipe saudita que Tareck se estaba dando por el mundo mientras se enfriaba el lío. O, como realmente fue el asunto, hasta que su supuesta captura fuera de alguna utilidad comunicacional y electoral para el próximo megafraude comicial del 28 de julio.

Por cierto, sé de muy buena fuente que alguna oficina de la grandísima comunidad de inteligencia de este país, por instrucciones del mismísimo Departamento de Estado, le prestó en más de una ocasión asistencia internacional al expresidente de PDVSA. ¡Compromisos!

No es que yo esté o no esté dateada, ¡es que eso lo sabe todo el mundo! Así y todo, Maduro & Cía. se lanzan su “caliche”. Agarran a El Aissami, lo esposan y retratan al aparecido entre dos policías, como si fuese un logro del mismísimo «Martin Valiente, el ahijado de la muerte».

¡Por favor! ¡Nos quedamos con una cualquiera y mala película de vaqueros!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad de la escritora

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba