CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El Arlequín Juan Guaidó

¡Mentirosos, embusteros! La sociedad civil venezolana nunca, pero nunca más, les va a creer nada a ninguno de ustedes. Pero es que ¡ni el credo!

Juan Guaidó, como siempre, anda equivocado: el único enemigo del pueblo venezolano no solamente es el régimen de Maduro. ¡Déjense de vainas!: ustedes son la cara oculta del mal a la sombra, que le ha hecho un daño irreversible a todo el país. Ustedes son cómplices de Maduro y de sus facinerosos; ustedes tienen mucho, muchísimo, que ver con la ruina de Venezuela. Tú Guaidó y tus cómplices protagonizan una comedia política, siendo tú el Arlequín, servidor de sus patrones, ya que le sirven por igual a su patrón Nicolás Maduro y a sus patrones privados como la Polar, entre otras empresas.

Parásitos agazapados del chavismo; todos ustedes se han enriquecido groseramente, mientras el régimen extingue a nuestra nación. Ni los maestros, ni los sidoristas, ni  los de la salud, ni los petroleros, ni los electricistas, ni  el resto de los trabajadores de las empresas básicas de Guayana, ni los jubilados y pensionados de Venezuela, que llevan años reclamando el pago de sus salarios y pensiones en dólares indexados, han contado ni contarán nunca con ninguno de ustedes para llegar a alcanzar ingresos justos: ¡farsantes!

Ustedes nunca se han ocupado del bienestar de la gente que suda la gota gorda en Venezuela. Solo actúan, solo repiten como loros rascaos consignas como «libertad», «democracia» y «justicia», mientras el venezolano está pasando el hambre pareja.

Comediantes, déjense de idioteces de última hora. Si es el caso que, el régimen que les jefea les permitió fingir un teatro de que están del lado de los trabajadores venezolanos para continuar con la charada, la comedia de las primarias, cuando el país tiene que centrarse en la dolarización e indexación de los salarios y pensiones de todos los trabajadores en Venezuela. Payasos, permanezcan calladitos, ¡que así hasta se ven bonitos! Pero eso sí: ¡mucho cuidado esta vez!

Al Arlequín buchón y a sus comediantes que no les pase por la cabeza negociar una protesta que no es de ustedes, que no les pertenece, y a la cual tampoco representan, para revendérsela al régimen a cambio de buenos negocios para sus bolsillos. Asegúrense primero porque el venezolano actual no es el mismo pendejo que ustedes vendieron en República Dominicana, entregando a cientos de muchachos de las Guarimbas al sadismo de la joyita de Rodríguez Torres, ese asesino por el cual muchos de ustedes están tan contentos por su reciente excarcelación.

Las épocas, los tiempos ya son otros. Venezuela hace más sola que mal acompañada por cualquiera de ustedes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba