CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El bolero «La historia vuelve a repetirse»

Para que no se olvide: el fraude electoral del próximo del 28 de julio hace años que se viene repitiendo en Venezuela.

Desde la megatrampa del referéndum revocatorio en contra de Chávez en 2004, las trampas han sido una secuencia sin fin en la difunta democracia venezolana.

El mejor sistema electoral del mundo fue diseñado y montado bajo la premisa de que quien se alce con los resultados, siempre será aquel que convenga a los intereses-vitrina del más alto nivel del régimen.

Pero, como en los casinos, la dictadura también se deja ganar algunas veces; en caso contrario los “clientes” no regresarían. Sería demasiado sospechoso. En algún momento el régimen ha concedido algún pequeño triunfo. Del tipo de triunfo que, seguramente, después fue matizado con detallitos como “protectores” a los gobiernos de estados distintos a los controlados por cuadros del PSUV, por ejemplo. O alguna trastada imposible de evitar, como aquella que nos trataron de hacer creer luego del primer referéndum consultivo. La que básicamente se refería a la reelección presidencial indefinida, ¿recuerdan?

Inmediatamente después aplicaron un nuevo “placebo” electoral y la oposición sintió haber alcanzado el cielo con una escalera de votos. Porque, meses después del primer resultadlo desfavorable a Chávez, se garantizaron el disfraz electoral de la reelección por siempre jamás, con solo agregar la misma consulta a todos los funcionarios de elección popular en el país. O el montaje en el que nuevamente se le permitió a la oposición mostrar su auténtico triunfo electoral: las parlamentarias del periodo 2015-2020, con presidentes de esa Asamblea como Henry Ramos, Barboza, Julio Borges y Juan Guaidó.

Para luego, ya sabemos, inmediatamente ponerle una Asamblea Constituyente paralela y con las mismas funciones, en el mismo Palacio Legislativo Federal, mocharle el presupuesto legal y finalmente ordenar a sus focas amaestradas del TSJ que la colocaran en desacato de la constitución.

Lo demás es historia reciente; noticias de última página, la página roja de los crímenes. Desde el año 2013 Maduro monta un show para maquillar de democracia los negocios que le dejó encargado Chávez antes de morir por el cáncer incoado por Fidel y Maduro. De ahí «palante» todo ha aumentado en descaro y en desfachatez. ¡Sentirse guapos y apoyados es mucho cuento para estos rufianes!

De ahí que en el año 2019 Maduro fuera “votado” por más de 9 millones de fantasmas. Los mismos que asolaban y espantaban las calles vacías de aquel domingo de comicios a todo lo largo y ancho de Venezuela. Ahora, entrando a su tercer periodo fraudulento, el colombiano viene chorreao, pero reforzado.

Gracias a un invento, en apariencia estúpido del régimen, el referéndum consultivo de diciembre de 2023 construye una coartada de uso doméstico e internacional para darle pistas y rastros “contables” a su próximo falso nuevo triunfo.

El régimen y su sistema sembraron 10.5 millones de electores activos en el país. Cuando todos sabemos que, con mucho, y bajo extorción y chantaje, acaso se produjeron 600 mil votos ese día.

Mientras la oposición, siguiendo instrucciones obedientemente de quienes le pagan las cuentas, jamás, pero jamás, se pronunció sobre ese volumen tan chiflado de votos y votantes falsos que aparecieron entre gallos y madrugada. ¿Por qué guardó silencio la oposición electorera? Lógicamente, esos votos y votantes falsos son los que usará el régimen para justificar su próximo triunfo electoral de julio. Ese caudal, ese embustero capital electoral, junto con el saco de gatos que es la oposición electorera actual, hará muy fácil la narrativa oficial de pasar la mentira del supuesto nuevo triunfo electoral de Nicolás Maduro de julio de este año.

Yo sé que el cuento es fastidioso, lo tengo claro, pero: ¿Será que aun así vamos a seguir creyendo en cantos de ballena?, como dice Manuel Rosales.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba