La Columna de Pablo Medina

El ciego

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Que el embalse de la presa Uribante-Caparo lo hayan dejado desaguar porque una banda de ladrones incompetentes no pueda cerrar las puertas de las esclusas, no es ni culpa ni responsabilidad de las sanciones logradas por la administración Trump sobre el régimen de Caracas.

Tampoco es culpa de las sanciones que toda el área andina de nuestro país pase más horas al día sin luz. Lo mismo que pasó y sigue pasando tras más de dos décadas de desastres en Guri, las termoeléctricas y hasta en las fábricas de velas asaltadas por estos inútiles que no tienen ni idea de cómo manejar el sistema eléctrico nacional. ¡Burros, saqueadores con uniformes!

No son las sanciones sobre el régimen las que tienen al país boca abajo. Son estos ineptos ladrones, incompetentes rufianes sin escrúpulos ni el más mínimo sentido de país, quienes le han hurtado a la nación todo aquello que pueda tener algún valor para sus bolsillos y los de sus compinches.

Han acabado ellos solitos con Venezuela, en compañía de sus cubanos, sus iraníes, sus rusos y sus chinos; las joyitas de lo inservible del planeta Tierra.

No caigamos en cuentos inútiles: en Venezuela no aplica aquello de quién fue el que le dio el palo: el único culpable acá ha sido EL CIEGO, que tiene mucha, muchísima, mala intención.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: