CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El Narco-Estadio

¡No me fuñas, mi vale! En casi 30 años de esta payasada bolivariana, en Venezuela han sido desmantelados, quebrados o han huido unos diez mil empresarios del país. CONINDUSTRIA habla de la extinción de una increíblemente grande cantidad de empresas y negocios de todos los tamaños y colores que, o han cerrado o los hampones de la revolución se las han cogido a cuenta de expropiaciones. La producción agropecuaria y de alimentos en el país de hoy apenas representa el 45% del tamaño que tenía en 1992. Además, cerraron RCTV, afectaron duramente al diario El Nacional, compraron a Ultimas Noticias y El Universal, cerraron en toda Venezuela innumerables medios (radio, televisión y prensa). Despidieron a 30 mil gerentes de PDVSA. ¿Sigo?

Y en medio de todo este desastre económico, social y político, en menos de 20 años se ha ido cerca de un tercio de la población total de Venezuela. Ni siquiera los iraníes, los cubanos disfrazados, los rusos, los chinos y demás hierbas venenosas que se han apropiado de nuestra tierra, son capaces de cubrir la ausencia de una población cercana a los 8 millones de venezolanos que ya no se encuentran en el país.

Y entonces, en medio de todo este desastre que ha arrasado con una parte grandísima de Venezuela, Lorenzo Mendoza y sus empresas han crecido como nunca, como la yerba , como la espuma de la cerveza. Se han expandido, duplicado, aumentado su capacidad de producción y distribución interna, a la vez que se han abierto y regado por una cantidad increíblemente grande de países vecinos, como nunca antes se la había visto crecer, a todo lo largo de su historia industrial. ¡Increíble!

De tal manera que en este asunto: ¿O se trata de un verdadero milagro económico, digno de estudio universitario, o estamos en presencia de una colosal operación de complicidad y encubrimiento muy bien acordada entre el régimen de Miraflores y Alimentos Polar? ¿Qué cree usted?

El expresidente Pérez siempre decía que ni la tos ni los reales se podían ocultar; él sabía mucho de eso, siempre contó con muy buena salud.

El punto es que Lorenzo Mendoza y sus empresas ni tan siquiera hacen el disimulo de tapar lo bien que se llevan en los negocios con personajes como Diosdado, Padrino, Maduro, Nicolasito y el resto de los nuevos próceres de la patria. ¡Allá todos son buenos amigos entre sí!; y todos lo vimos en vivo y en directo saludándose en el Narco-Estadio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba