CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El payaso de Jorge Rodríguez

¡El Payaso de Jorge Rodríguez, con sus pataletas y lágrimas de cocodrilo, para que los tontos le crean!

Payaso cien veces con aquello de las 900 y tantas sanciones, sobre los 800 y tantos malandros del régimen, como él, que no pueden mover la plata que le robaron a Venezuela y se las tiene incautada el Departamento del Tesoro en este país, por bandidos.

¡Esa, sin embargo, no es la razón por la cual no les da la gana de dolarizar los sueldos y las pensiones para los venezolanos! ¡Para nada: por eso no es! ¡Que bastante petróleo y minerales le roban al país! Eso sin contar el lucrativo negocio de la producción y del tráfico, que los ha convertido en varones de la droga, como el colombiano Pablo Escobar Gavidia.

Así que tampoco aplica para Padrino y su lloradera con los componentes de las Fuerzas Armadas de Venezuela, para los cuales no hay ni aumento de sueldos, ni seguros, ni prestamos, ni un carajo; solo “emprendimientos”. Solo un “salgan a la calle a ver qué consiguen” para los pendejos; mientras los capos y los mamarrachos de los no-sé-cuántos-soles beben wiskhy del bueno, andan en camionetas blindadas y sus hijitos se pasean en yates. No importa, dirán todos esos traidores al país, que les obligue Maduro a coger clases de farsi, para entenderse “mejor” con sus nuevos jefes, los iraníes.

¡Jorge Rodríguez eres un miserable embustero! Tú y toda la MALANDROCRACIA de Venezuela están haciendo los más grandes negocios de todas sus asquerosas vidas, con el cuento de las sanciones. Se han arreglado con la parte más miserable, más sórdida y sin escrúpulos de la industria petrolera de los Estados Unidos de Norteamérica para saquear el petróleo venezolano, cargarlo en tanqueros, cobrar los embarques en efectivo sin control alguno y mentir sobre unos ingresos que tú y los tuyos se están robando todos los días.

Claro que el país está produciendo divisas; el asunto es que unos pocos bandidos del régimen se las están llevando, como si Venezuela fuera un alijo para repartir entre unos pocos pillos.

Y todo eso, acá, en Venezuela y en el resto del mundo lo sabe un gentío. ¿O realmente tú crees que los capitanes de los buques tanqueros que llevan el pago de la carga que van a recoger en Venezuela en dinero en efectivo son mudos, no hablan, son tontos o no están asombrados de un país que se mueva con tanta impunidad? Impunidad como la tuya, que ordenaste construir un ranchito valorado en más de 20 millones de dólares en el Parque Nacional El Ávila o Waraira Repano.

Ya “eso” no es un secreto, Jorge Rodríguez. Ya no solo son los jalabolas de la oposición electorera, que ustedes tienen bajo salario, quienes cuentan todo lo que está ocurriendo en nuestro país, porque son unos chismosos.

Mira, chico: en este tiempo no solo sirven las comunicaciones para hacer trampas electorales con tus infames Smart-trucos. En estos momentos la gente no para de hablar de lo que sea contra ustedes, porque la inmensa mayoría de los venezolanos les tiene arrechera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba