CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El rector imparcial Tibisoy Amoroso

Para poner las cosas en contexto: ¡Elvis Amoroso es un rufián! Un rufián que viene  de la Caura R y el PPT y, simultáneamente, acompañando a esta pandilla desde la era geológica del Movimiento Quinta República (el MVR). Aquel MVR de Chávez, con Chávez y para el Chávez de la primera vez.

Y hoy Elvis Amoroso, un pillo jurásico del régimen, es el recién electo presidente del CNE “renovado”. Como decía el finado Honorio Torrealba, el famoso “Tirabesitos” de la Radio Rochela: “¿pa’ qué maíz?”.

No hay duda: con un personaje como Elvis Amoroso al frente del CNE en Venezuela, se están cumpliendo las estrictas condiciones solicitadas por la Administración Biden/Harris para la realización de elecciones “justas” o “limpias”, o como quiera que le guste al Departamento de Estado de este país calificar a la siguiente farsa electoral venezolana.

Total: Mientras Maduro suelte el petróleo que le roba a todo el pueblo de Venezuela, a través de la impecable gestión de la CHEVRON, es y seguirá siendo el gobernante de un gobierno democrático, con plena separación y autonomía de todos los poderes públicos, ¿verdad Mr. Juan González? Por cierto Juan González, ¿qué nos cuenta de los narcosobrinos? ¿Dónde andan?

Pero sigamos. Amoroso es una pieza dura y requete aprobada de las lealtades de la Primera Combatiente, la señora Cilia Flores. Amoroso sabe, y se sabe, lo que puede y lo que tiene que hacer para sus secuaces, al frente de la trampa-jaula del CNE. Con Amoroso, Miraflores no corre ningún riesgo de culipandeo o madrugonazo de última hora.

Lo importante de toda esta mediocre historia de rufianes mayores, menores y de pequeños e insignificantes es el mensaje claro e inequívoco que está pasando a Venezuela y al resto del mundo el régimen de Nicolás Maduro, con la escogencia del sinvergüenza de Amoroso como presidente del CNE.

El régimen venezolano con plata y ‘apoyao’ con todos los reales que le están entrando por el petróleo que le produce CHEVRON; con el reparto de la cochina que recibe sin hacer nada, todos los días de Dios, por minería, extracción y destrucción ambiental en Venezuela; por el lucrativo negocio del tráfico de estupefacientes internacional desde el parapeto del estado, las fuerzas armadas y todo el sistema judicial arrodillado y siempre con las manos bien extendidas.

Con todo eso, y la enorme seguridad que le ofrece la actual política amistosa de la Casa Blanca para con las joyitas de Caracas, para que Maduro continúe haciendo todo lo que hace en contra de un pueblo indefenso, sin que nadie le ponga un dedo encima, todos estos delincuentes quedaron enmantillados.

Maduro y sus mafias cada vez se encuentran más seguros, sobrados y confiados para continuar desplumando, asesinando y torturando a toda la nación venezolana.

¡Son Imparables! ¡Los han convertido en imparables! Y, para que no exista duda alguna, electoralmente perfectos. ¡Limpios y sin manchas! ¡Increíble!

Excelente, excelente, el trabajo que le hiciste al país, Gerardo Blyde. A Chávez y a su patota de gángsteres la historia los recordará como unos ladrones y asesinos que estrujaron y rompieron a Venezuela en muchos pedazos en menos de una generación.

Pero a ti, Gerardo Blyde y a tus miserables negociadores de México, que abrieron estos enormes boquetes por donde el régimen consiguió normalizar su condición de estado fallido; para ti y para todos los tuyos NUNCA tendrán perdón ni de Dios, ni mucho menos del pueblo venezolano.

Blyde, Maduro, Chávez, Diosdado y el resto de las piezas de este cochino rompecabezas infernal, son parte de la más negra historia contemporánea de Venezuela; son lo peor de lo peor que pudo haber nacido en nuestra tierra. 

Por eso: ¡Dios, Venezuela libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba