Venezuela

El régimen de Maduro  ha cerrado seis emisoras de radio en lo que va de año

 Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

 

De acuerdo con Espacio Público, el brazo ejecutor del régimen venezolano, o sea, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel ha cerrado arbitrariamente al menos seis estaciones en lo que va de 2024.

El el pasado 24 de febrero, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció  que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela ordenó el cierre arbitrario de tres estaciones de radio en Ciudad Ojeda, capital del municipio Lagunillas, en el estado Zulia.

Las estaciones de radio afectadas son Senda 96.1 FM, Mágica 93.3 FM y Clásicos 93.9 FM. Las emisoras ofrecían contenido informativo y local de la entidad zuliana. El 11 de enero cerraron las emisoras Órbita 99.7 FM —de Guanare, estado Portuguesa— y Galáctica 100.7 FM —de Biscucuy, estado Cojedes—. Luego, el 2 de febrero, cerró Onda 100.9 FM —en Valencia, estado Carabobo

Según el Sindicato de la Prensa los  funcionarios de Conatel que ejecutaron la medida de cierre, entraron a las estaciones de radio bajo una «revisión administrativa técnica», luego obligaron a los trabajadores a apagar sus equipos de inmediato

En el último semestre  Conatel ha cerrado 10 emisoras por el presunto vencimiento de las concesiones de dominio de frecuencia. Espacio Público reportó, en 4 de los 10 casos e informó que las estaciones cortaron sus emisiones, tras informar de sucesos contrarios a los intereses del régimen.

La Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela ha denunciado desde el año 2014 que Conatel practica la censura, al obligar a las emisoras de radio a cerrar sus transmisiones, y no renovar sus conceciones de dominio de frecuencias, pero el mismo no ha renovado ninguna concesión desde hace más de cinco años. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba