Venezuela

El régimen de Maduro reduce los beneficios sociales a los más vulnerables

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

Sólo dos programas sociales están funcionando en Venezuela, los CLAP y la asignación de bonos de la patria, según la Encuesta de Condiciones de Vida elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello, pero excluyen a los más pobres, sobre todo a la población de la provincia.

El régimen ha reducido la periodicidad en la distribución de los alimentos del (CLAP) y en la asignación de bonos a espaldas de la ciudadanía. Ha privilegiado a la región central en la asignación de esos beneficios sociales, para evitar que en la zona, en la que se concentra los poderes públicos, se produzcan disturbios por descontentos sociales.

Según la Encovi, los beneficiarios de las cajas CLAP reciben una cesta de productos donde varía mucho la periodicidad de cada entrega. Solo 35% la recibe cada mes. Esto dificulta, que los sectores menos favorecidos salgan de manera efectiva de la pobreza, especialmente en el interior del país, donde la crisis económica es más protuberante.

A través de la plataforma Patria, en la que según el Gobierno, hay más de cinco millones de usuarios registrados, se evidencia que los bonos entregados también son usados para impulsar su programa de 1×10, que Maduro ha calificado como una de sus principales armas para el fortalecimiento del partido y el triunfo en elecciones.

«A través del la aplicación veQR, los integrantes del 1×10, con más de 8 integrantes, pueden realizar propuestas para los programas y bonos de protección social», publicaron en el portal del sistema Patria. La plataforma informó que es necesario que varios integrantes del 1×10 estén activos, para poder realizar las propuestas.

La Encovi refleja que el régimen privilegia la región central, por encima de la zona andina, oriental y occidental .

Para la Encovi, si la economía se mantiene en crecida unos años más, va a quedar de manifiesto la insuficiencia del crecimiento, para lograr mejoras en los indicadores sociales, por lo que se requerirán nuevos programas sociales, para incorporar más bienestar a las familias en pobreza.

Según la encuesta, el valor promedio de cada bono otorgado por el gobierno aumentó de $2,5 a $4,5 y la cobertura total bajó de 62% en 2021 a 48,4% de personas mayores de 18 años en 2022.

El sociólogo Luis Pedro España, durante la presentación de los resultados de la encuesta dijo que, “la política de transferencias solo llega a una persona por hogar, en muchos caso y agregó que el valor del bono de los no pobres es 31% mayor que el de los pobres y que la diferencia es 10 dólares frente a 7 dólares. Esto ocurre, según el investigador porque el régimen no ha diseñado un sistema, que dirija los beneficios a los más vulnerables.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba