Venezuela

El régimen de Maduro viola derechos humanos de trabajadores

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

La Central Unitaria de Trabajadores de Venezuela (CUTV) y el Frente Nacional de Lucha de la Clase trabajadora (fnlct) denunciaron que el régimen de Maduro se ha ensañado contra dirigentes sindicales.

A través de un comunicado, señalaron los casos del dirigente sindical petrolero Eudis Girot, directivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV) y del trabajador ferrominero Rodney Álvarez, ambos detenidos actualmente.

Denuncian ante el país y el mundo la grave situación en la que se encuentran trabajadores injustamente judicializados y privados de libertad en la República Bolivariana de Venezuela e informan que en la XII Asamblea Nacional del Movimiento Obrero y Sindical realizada por el FNLCT el pasado 02 de abril acordaron asumir la campaña
“1roDeMayoSinTrabajadoresPresos”.

“Llamamos la atención urgente sobre el ensañamiento institucional que se está produciendo contra el dirigente sindical petrolero Eudis Girot, directivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV) y contra el trabajador ferrominero Rodney Álvarez. El primero, criminalizado a consecuencias de sus luchas exigiendo respeto a la convención colectiva de trabajo del sector petrolero y sus denuncias de corrupción en PDVSA; el segundo, procesado judicialmente y privado de libertad durante 10 años, por un crimen que no cometió”, dice el comunicado.

Y agrega: ”Denunciamos que, adicional a los injustificados retardos judiciales que prolongan la cruel privación de libertad de los trabajadores señalados, así como de otros compañeros en iguales condiciones, en los últimos días se han producido hechos de violencia institucional que agravan las condiciones carcelarias y de salud de estos. Es el caso que el 7 de abril en horas de la tarde, en la sede de los tribunales, mientras los procesados esperaban en un calabozo del Palacio de Justicia, el inicio de sus respectivas audiencias judiciales, varios efectivos de la Guardia Nacional lanzaron una bomba lacrimógena a las rejas del calabozo donde se encontraban Eudis Girot, Rodney Álvarez y otros 26 procesados, generando un cuadro grave de asfixia a los procesados hacinados en el pequeño recinto sin ventilación, no siendo auxiliados ni recibiendo atención médica. Como consecuencia, el compañero Eudis Girot, que padece de hipertensión arterial, terminó con arritmia cardiaca y agudas dificultades respiratorias. Pero la cuestión no se quedó allí, el día 9 de abril, de manera intempestiva y sin razones que lo justificaran, el trabajador petrolero y dirigente sindical Eudis Girot fue trasladado de la cárcel de El Rodeo (donde ha permanecido por largos meses) a otro recinto penitenciario denominado La Planta, desmejorando sus condiciones carcelarias y sometiéndolo a un aislamiento que genera incertidumbre con relación a su seguridad y estado de salud”.

Toda la situación aquí narrada exhibe violaciones a los derechos humanos y al debido proceso judicial, lo que estaría ocurriendo de manera alevosa y con premeditación, porque la agresión realizada en los calabozos de los tribunales fue denunciada por el trabajador Rodney Álvarez a la jueza que lleva su caso, sin que esta ordenara ninguna investigación ni medida punitiva contra los funcionarios agresores.

Los hechos constituyen violaciones al debido proceso, los continuos retardos procesales que prolongan de manera injustificada la privación de libertad a trabajadores/as, cuya inocencia está siendo demostrada, tales son los casos de los ya nombrados Rodney Álvarez y Eudis Girot, así como de los controladores aéreos Guillermo González y Derbys Rodríguez (quienes alertaron sobre posibles hechos delictivos en su sitio de trabajo) y los ex trabajadores de la empresa Almacenadora y Transporte Cerealeros (ATC) Rafael Nelo, Pedro Montilla y Gustavo Juarez (incriminados por presuntos delitos no cometidos por ellos). De igual manera, son repudiables las injusticias cometidas con los jóvenes ex empleados de PDVSA, Alfredo Chirinos y Aryenis Torrealba, condenados a casa por cárcel por 5 años, sin que hayan elementos probatorios en su contra; así como con los cuatro obreros de la empresa Embutidos Alimex, Roger González, Luis Rivas, Eugenio Montes y Miguel Álvarez (actualmente bajo régimen de presentación luego de meses de prisión por defender derechos laborales); los trabajadores de la Refinería el Palito, Marcos Sabariego y Gil Mujica (bajo régimen de presentación luego de permanecer más de un año en arresto domiciliario por reclamar derechos laborales), entre otros casos, relata el comunicado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: