La Columna de Pablo Medina

Electricidad

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Quien se lo quiera creer, bien por él. Quienes piensen que solo se trata de un cuento chino, están jugándole el juego a la dictadura sin darse cuenta.

En Venezuela, el régimen le está robando a todo el país la poca ELECTRICIDAD que se produce y se distribuye.

El descomunal gasto en ELECTRICIDAD que consumen las actividades de minería en criptomonedas, que se desarrollan en muchísimas partes del país, mantiene en la penumbra a pueblos y ciudades en toda Venezuela.

No es cuento. Tampoco mito. Las grandes empresas de minería en criptomonedas instaladas por enchufados y por el mismísimo régimen, compiten con el consumo eléctrico de Venezuela. Ella alimenta millones de equipos de computación, que mantienen noche y día operando en red. A eso hay que agregarle cientos de kilómetros de fibra óptica y de equipos de aire acondicionado para tener frescas a todas esas máquinas.

Se trata de una operación muchas veces replicada en todo el país, que consume más kilovatios de lo que genera y distribuye el sistema eléctrico en la actualidad para mantener encendida a Venezuela. Es decir: ¡no da para ambas cosas a la vez!

Dado el estado de destrucción de las centrales y de los tendidos eléctricos, las actividades de minería de criptomonedas se están tragando la poca luz que les queda a los venezolanos.

No se trata de una, ni de tres empresas dedicadas a la minería de criptomonedas: ¡hay cerca de 500 funcionando en todo el país!

Fabricas que devoran justamente la ELECTRICIDAD que la dictadura, en casi todo el día, corta todos los días, en las todas las casas de nuestro país. ¡Esto NO puede ser! ¡Esto no lo podemos aceptar! ¡No permitamos que apaguen la luz a Venezuela!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: