El Fogón de la Editora

EN ALGO ANDAN

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Ojalá y las negociaciones entre el Departamento de Estado y el régimen de La Habana apunten al verdadero desmantelamiento de la feroz dictadura que padece el pueblo cubano. Desde el tiempo de la Administración Obama venimos rezando para que al infierno en que viven nuestros hermanos de desgracia le baje la temperatura.

En el tiempo de Donald Trump los enchufados de ese régimen se burlaron de los acuerdos. Muchos vuelos desde Miami, muchas remesas hacia la isla y el mismo desastre. De democracia, nada. Muchas votaciones, como en Venezuela, pero no eligen realmente a nadie: siempre las misma caras, siempre los mismos de siempre. Y siempre haciendo lo único que saben hacer: meterle añales de cárcel a todo aquel que proteste porque no hay comida, o porque no hay medicinas o porque tampoco tienen libertad.

Todo eso lo vimos pasar hace apenas dos años: los cubamos en la calle pidiendo ser tratados como seres humanos, y la dictadura llenando las cárceles con todo aquel al que se le ocurra protestar.

Los movimientos que hemos venido reportando a través de Venezuela RED Informativa.us son coletazos de esta opereta. La visita de Raúl Castro al ministro de la Defensa venezolano, Padrino López, está asociada a la estrategia de ocultamiento de las diabluras que hace La Habana sobre los países a los cuales exprime.

Lo mismo que la trama montada alrededor de los 3 mil millones de dólares en efectivo que se le “desaparecieron” a Maduro de su caja chica en Petróleos de Venezuela, y por la cual sacaron a Tareck El Aissami de PDVSA.

Yo quiero ser optimista, pero veo que no hay avances reales que permitan creer en la recuperación de las libertades en nuestros países. Todo se está embrollando. La enfermedad de Maduro y un posible ascenso de Padrino, aún más arriba en la escalera del poder bolivariano no me huele a nada bueno. Como tampoco esa metedera encapillada de los más malos entre los malos del régimen de La Habana en Caracas.

Con o sin el Departamento de Estado de este país detrás de lo que está pasando, soy muy desconfiada. Sabemos que todos estos “personajes” son verdaderos expertos en enredar las cosas más simples del mundo para quedarse pegados en el poder. ¡Algo están tramando y no es nada bueno!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba