Opinión

Es libro de Pompeo el funeral de la falsa oposición

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Una gran mayoría de electores venezolanos, reaccionaron al poco tiempo de haber votado con entusiasmo por Hugo Chávez en 1998 para Presidente. El desencanto de los votantes fue de inmediato, el cual creció con el transcurrir del tiempo en un terrible proceso que no ha concluido, Por lo tanto, la frase trillada, de que “los pueblos tienen a los gobiernos que se merecen”, no es una verdad tan evidente para la inmensa mayoría de mis connacionales. La gente se ha encumbrado sorteando grandes dificultades! Concretamente, esa frase no es aplicable a los venezolanos.

Todo tipo de convocatoria de calle que hacía la falsa oposición desde el 2002 hasta hace un año, la cumplían al pie de la letra como una orden, marchas, guarimbas, insurrección, elecciones, pero los manifestantes, o mejor dicho, exactamente la sociedad civil no veía ni olfateaba, la relación oculta, entre esa dirigencia supuestamente opositora con el dictador Chávez. A pesar de que varios dirigentes políticos denunciamos ese hilo invisible, éramos prácticamente crucificados y catalogados de infiltrados chavistas. Ellos, la Coordinadora Democrática, contaba con sus plumíferos brillantes bien pagados, que nos lanzaban epítetos y frases que eran repetidas todo el tiempo: “Suma, no dividas”. De esa manera, la clase media y la juventud, que lo dieron todo en un lucha titánica digna de admiración, se fueron agotando. mientras la falsa oposición aceptaba negociaciones sin resultados concretos y no cobraban las victorias electorales. Esto fue lo que ha permitido que el régimen se mantuviera en el poder en todo este tiempo. Por mi parte, yo tenía la gran ventaja de conocer el monstruo por dentro, lo que me permitía percatarme de sus artimañas y denunciarlas pero no eran tomadas en cuenta.

El libro del señor Mike Pompeo por su realismo va a generar fuertes consecuencias hacia los fraudulentos opositores que podría ser la gran oportunidad para darle cristiana sepultura, Considero que no sólo es una narrativa basada en hechos reales, tristes, dolorosos sino que revela lo que nosotros, sin ser oídos, siempre habíamos advertido, que la fulana y cabrona dirigencia que se auto califica de oposición, es el producto de la mente criminal de Fidel Castro que le susurró a su protegido inicial y después contendor, cuya vida culminó después en una extraña muerte, que debía inventarse una oveja con piel de lobo. Así pues, el siniestro José Vicente Rangel cual Drácula, fue quien inventó esa criatura perversa llamada “Coordinadora Democrática” ya domesticada hacia el referéndum del 15 de agosto del 2004; y por ende, aceptaron ese primer fraude y los sucesivos.

El expresidente Donald Trump y su ex Secretario de Seguridad Mike Pompeo, al no conocer la trayectoria o pedigrí de sus dizques aliados venezolanos para esa misión, cometieron un imperdonable y costoso error. Aun cuando la buena intención era la de apoyar decididamente la libertad de Venezuela fracaso al no descubrir cuando contaba con una afiladas estructura de espionaje a estos indignos opositores, que aparentemente tenían una estrategia para deponer a Maduro, Deponer a Maduro para aprovechar expulsar del territorio de Venezuela a los cubanos, rusos, iraníes y chinos. Por ello, es obligatorio recordar que muchos de esos supuestos dirigentes opositores pertenecen a la Internacional Socialistas cuyas relaciones son fraternales entre esa Internacional mafiosa y la tiranía cubana con su G2 a la cabeza.

A pesar de las relaciones con esos oscuros y corruptos personajes, el 17 de abril del 2019 le escribimos a usted señor Pompeo, para proponerle la Operación Francisco de Miranda, al recordar que en 1805 el Generalísimo partió del puerto de New York en su primera expedición en pos de la libertad de Venezuela. Lamentablemente, creo que el Secretario de Estado estaba entusiasmado con estos corrompidos personajes del viejo y nuevo pelaje.

El 18 de febrero del 2019, en un acto público del presidente Donald Trump con la comunidad venezolana, el cual tuvo lugar en la Universidad Internacional de la Florida (FIU) en Miami. me sorprendió, al igual que a la audiencia, cuando invitó a la tarima de oradores a Aminta Pérez, madre de Óscar Pérez; héroe asesinado vilmente por la narco tiranía madurista; y le cedió el micrófono para que se dirigiera al frenético público presente. Ese gesto explicaba en cierta forma una gran contradicción. Interpreté que el mandatario estadounidense mostraba por un lado una señal inequívoca, clara, de que aplaudía la resistencia que Oscar Pérez simbolizaba cabalmente. No obstante, por otro lado, exaltaba a Juan Guaidó; y a los partiduchos s de la Unidad Democrática que habían denostado del propio héroe cuando voló en una acción de Resistencia sobre Caracas en un helicóptero flameando la famosa pancarta en la que invocaba poner en práctica el artículo 350 de la Constitución.

Sin embargo, a pesar de esa observación, apoyé públicamente el Proyecto Pompeo para una transición, aun cuando me daba cuenta que ni Maduro ni Guaidó iban a renunciar como Presidentes, condición necesaria para el éxito de la transición, aunque mostraba con suma convicción, la intención real del gobernante Donald Trump de contribuir con entereza con la libertad de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

El Presidente Trump efectuó movimientos bursátiles para impedir que la empresa petrolera CITGO fuera rematada y la colocó bajo la gestión del gobiernucho de Guaidó. Igual ocurrió con la empresa petroquímica de Monómeros y las 30 toneladas de oro en el banco de Londres. Todo resultó un fiasco. El Cucutazo resultó una comedia de pillos, una tenebrosa frustración. Consideramos que todos esos personajes deben ser enjuiciados y sentenciados por el TSJ en el exilio.

Reconozco que este libro de Mike Pompeo tiene la virtud de esclarecer esa relación oscura, entre la falsa oposición y el régimen. Especialmente, ahora cuando la gente, no la clase media, sino la clase trabajadora es la que recibe el testigo; y, que asume la tarea de defender sus derechos y las de su familia como también la independencia de Venezuela. Hay que resaltar, que los trabajadores, primero defienden sus derechos económicos y luego esas jornadas se transforman en lucha política. Ya el primer gran paso ocurrió, frente a las propias narices de los opinadores de oficio: la unidad o el encuentro de dos ríos ocurrió cuyos nacimientos provienen uno, del desprendimiento de los falsos partidos opositores y del otro lado, los desencantados del chavismo-madurismo. En su momento al no poder el sentenciado Nicolas Maduro de dar respuestas concretas a la clase trabajadora; esta misma clase le solicitara la renuncia.

Estoy seguro de que esta obra histórica de Pompeo aclarará sin duda a muchos compatriotas, quién es quien en Venezuela, a pesar del sorprendente poco conocimiento de la falsa oposición.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba