CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Es otra grotesca mentira más

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Sí efectivamente: yo, Pablo Medina Carrasco, estoy llamando a la abstención en las elecciones para las primarias de la fulana oposición en Venezuela, y también estoy haciendo un llamado a la Desobediencia Civil sobre cualquier intento o forma electoral posible que se lleve a cabo en 2024.

Ahora bien: si es el caso, que lo dudo, que el régimen de Caracas atraviese por un inusual episodio de sarampión moral y decida medirse, y acepta competir democráticamente bajo la práctica del Juego Limpio, entonces, y solo entonces, retiro todo lo que he escrito y he dicho sobre la abstención, y hasta salgo a votar. Facilito, sin tanta habladera, en un par de párrafos.

El Juego Limpio es la aceptación por parte del régimen para auditar el Registro Nacional Electoral de Venezuela. Que los angelitos del Plan República no tengan nada que ver ni con la logística ni mucho menos con la “seguridad” ni con la “custodia” del voto en Venezuela.

Que se sustituya por gente de vedad independiente a todos los actuales rectores del CNE. Se regrese al voto manual; las máquinas son la trampa. Así como un nuevo registro electoral y que la diáspora pueda votar en los países extranjeros

Algo no menos importante: que se acepte la participación de un grupo de países verdaderamente democráticos que nos asistan como veedores y árbitros de buena fe. Gobiernos de países a los cuales se le confiera la potestad de vetar los comicios, y que estén en capacidad de denunciar y hasta suspender el evento ante un posible fraude.

Cualquier cosa que no pase por ahí, créame: ¡es otra vez puro cuento chino! Para mí, cualquier intento de montar un evento electoral de la oposición sin primero establecer ese claro horizonte es un acto de contrabando, de conchupancia para con unos resultados a favor del régimen cantados por adelantado desde ya. Es repetir la misma historia de 2017, solo que esta vez con la cómica de un candidato único de la oposición, como si realmente eso fuera lo importante.

Con la aceptación de las condiciones de Juego Limpio que todos necesitamos, la oposición le pone un mono con sombrero a Maduro, y el mono le gana las elecciones. Sin el establecimiento del Juego Limpio, postulan al mismísimo doctor José Gregorio Hernández y las tendencias irreversibles de la Tibisay Lucena acaban con él. ¿O no?

Yo creo que en Venezuela la gente perdió la paciencia y está obstinada. No quiere continuar sirviendo de peldaño, de escalera, para que unos pocos enchufados hagan millones.

El régimen de Maduro necesita un buen baño con cariaquito morao en unas elecciones con resultados anticipados; preferiblemente con una oposición corrupta que acepte perder, aunque gane en las urnas, como lleva años haciendo.

Por tanto: si ni usted ni yo estamos envueltos en toda esa mugre, dele la espalda a las fulanas primarias. No le siga el juego a todos estos sinvergüenzas. Ni ahora, ni tampoco más adelante.

De esa forma le estaremos gritando al mundo entero que lo que todos ellos quieren hacer y están de hecho haciendo ES OTRA GROTESCA MENTIRA MÁS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: