CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Este 1 de Mayo por la calle del medio

En Venezuela, trabajadores y pensionados, chavistas o no chavistas, que no estén enchufados, les toca vivir en la miseria con los sueldos y pensiones de hambre que reciben.

En eso sí que la revolución del siglo XXI corta parejo; la Venezuela trabajadora se ha reducido, en sus grandes mayorías, a la expresión de la más completa miseria familiar. Y eso afecta a casi la totalidad de los venezolanos por igual, chavistas o no chavistas que no estén enchufados, pelan bola.

Allá la miseria es colectiva, pero no está colectivizada. No todos son iguales: ¡ni por el carajo! A algunos les va muy bien, mientras que las grandes mayorías del país están simplemente arruinadas.

Pero, eso sí: casi todos los venezolanos están metidos en el mismo hueco. Una zanja enorme se ha abierto como nunca antes se había visto en Venezuela, entre los que tienen y están enchufados con el estado, y los hombres y mujeres que viven de un sueldo o de una pensión en bolívares, teniendo que pagar todo que compran en dólares.

El régimen que preside el colombiano Nicolás Maduro, quien dice ser obrero, socialista y antiimperialista, no le importa ni un poquito que los trabajadores del país se estén muriendo de hambre o consumiendo solo harinas.

Maduro es un hombre inmensamente rico, igual que Nicolasito y Cilita, lo mismo que Diosdado, Padrino y todo el que haya pasado por ese régimen. Chávez murió en las mismas condiciones. Sus hijas y familiares amasaron fortunas que se pierden de los ceros que tienen. Individuos como Rafael Ramírez, los hermanitos Rodríguez, El Aissami, etc., no tienen forma ni maneras de saber cuánto han amasado a lo largo de más de dos décadas de robo a la nación. Además, impune y sin ningún tipo de castigo: han puesto bajo su absoluto control los recursos de todo el país y todas y cada una de las instituciones de control y regulación que alguna vez pudieron haber funcionado en Venezuela.

Nadie, pero nadie, los ha parado. Por eso: Trabajador de Venezuela, trabajador que solo tiene, que solo cuenta, cuatro o cinco peretos como único patrimonio después de toda una vida de trabajo, no seas parte de todo lo que está pasando en Venezuela, que ni se parece ni a ti ni a la vida de ricos que quienes controlan el poder llevan a costillas de tu silencio.

Decídete a dejar de ser parte de un régimen que no solo te explota, sino que tiene las santas bolas de faltarte el respecto, mamarte gallo, buscando contigo una lealtad de clase, una solidaridad de clase, que no es de verdad. Porque para nada que ellos son iguales a ti. Ellos tienen todo lo que se roban del país a manos llenas y tú recibes un sueldo o una jubilación en chapas de botellas.

El régimen solo busca distraer al pueblo venezolano de los enormes problemas en que mal vive el país; de los cuales solo ellos son responsables y culpables. Y que, para pasapalo, han sido incapaces e incompetentes en resolver. Siempre echándole la culpa a los anteriores gobiernos. O a las sanciones que solo les afectan a sus propios bolsillos. O a una oposición maluca, financiada por ellos mismos, que hace, dice y solo opina lo que Miraflores decide.

¿No te das cuenta que siempre son las mismas caras? ¿Y que siempre son los mismos guisos? ¿Y siempre con la misma cuerdita que apenas cambia? Siempre los mismos dramas que ni quieren, ni tampoco tienen el más mínimo talento e interés en resolver.

Así, cuando se acerca el Primero de Mayo, y los mentirosos de la patria, todos ricos, ninguno con problemas de agua, de luz y de atención médica de primera. Solo quieren poner a marchar a los trabajadores en Venezuela para que repudien el imperialismo y en repudio de las sanciones que sufren. Por eso es que te buscan a ti, a Juan Bimba, para que hagas el papel del tonto útil.

Olvidando que los chinos, los rusos, los iraníes y los cubanos, con los cuales comparten el botín de la rica Venezuela, también son “imperios” ¡No me jodan, chico!

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba