Venezuela

Extrañas y sospechosas reuniones entre «oposición» y régimen siguen en curso: Antonio Ecarri y Maduro «dialogaron» en Miraflores

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

Nicolás Maduro sostuvo un encuentro este miércoles 7 de diciembre con Antonio Ecarri, presidente de la formación política Alianza Lápiz, en el marco de las negociaciones entre el régimen chavista y algunos personajes políticos de la oposición venezolana.

Según un comunicado de prensa, este encuentro, que se llevó a cabo en el Palacio de Miraflores, «se inscribe en la reanudación de los mecanismos de diálogo con las oposiciones en aras de definir puntos de concertación que tributen a la convivencia democrática».

Luego de esta reunión, Ecarri mencionó que su conversación con Maduro fue respetuosa y fructífera, pues subrayaron la necesidad de que estas reuniones se trasladen a Venezuela, para que el país se «beneficie» de mejoras en las políticas internas.

«Hablamos sobre el diálogo nacional, sobre la necesidad de que sea un diálogo en Venezuela, con la incorporación de otros actores de la sociedad», contó Ecarri.

Por otra parte, Nicolás Maduro también hizo referencia a este encuentro en su cuenta de Twitter, donde escribió lo siguiente: «El diálogo con los representantes de las oposiciones nos permite avanzar por caminos de entendimiento. Por ello, sostuve una buena reunión con el líder Antonio Ecarri y la fuerza política que representa. Nos encaminamos definitivamente hacia el bienestar y la estabilidad».

Estas reuniones con «representantes» de la «oposición» venezolana levantan sospechas, primero porque no son planificadas, agarran a todos por sorpresa, no tienen agenda definida y sus resultados son reportados con frases prefabricadas y huecas que nada expresan sobre los motivos que movieron la conversación. Tanto Maduro como Ecarri no definieron específicamente de qué hablaron y en qué quizás se pusieron de acuerdo. Todo es nebuloso, opaco… La supuesta oposición venezolana sigue sin actuar con claridad frente a la nación, y eso sí, doblegándose ante el régimen.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba