El Fogón de la Editora

¡FELIZ NAVIDAD!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Las mentiras sobre una supuesta prosperidad y recuperación económica en Venezuela se esconden detrás de los millones de bombillitos de colores de los cientos de miles de bambalinas y guirnaldas navideñas que han mandado a colocar el régimen, sus enchufados y sus socios comerciales a todo lo largo y ancho del país.

Al menos los romanos resultaban más útiles: daban pan y circo. Estos monigotes solo ofrecen luces y arbolitos.

El bojote de tiendas ridículas que han aparecido en toda Venezuela no cuentan con compradores suficientes para que logren vender las chucherías importadas que llevan meses entrando a los puertos. ¡El venezolano de hoy en día no tiene con qué!

Es que nadie puede creer en una prosperidad por decreto del colombiano, con sueldos de hambre en bolívares y cosas imposibles de ser adquiridas por la gente común y corriente del país en dólares. El contraste es atroz: frente a tanta tienda, tiendita y tiendotas; restaurantes y carros últimos modelo, la gente en nuestro país está viviendo muy mal.

¡Es que Las Mercedes, en Caracas, no es todo el país!

Solo una parte muy chiquita de la Venezuela que dejamos atrás está viviendo bien. La restante, con toda seguridad, mañana no tendrá cena de navidad. Ni estrenos. Ni tampoco Niño Jesús.

¡Estos muérganos le robaron las navidades a la gente de mi país! Se la cogieron como han hecho con todo aquello que se les ha puesto por delante. Con mentiras, con engaños, invocando la voluntad de un pueblo pícaro, pero muy sano, que solo quiere hallacas en estos días, pan de jamón, pernil, cervecitas y ver a sus chamos destapar regalos.

Y así, con el país hecho pedazos, convertido en una inmensa moledora de carne humana, mañana es Noche Buena y pasado Navidad.

Creo ser portadora de los millones y millones de buenos deseos de los venezolanos que estamos afuera de Venezuela. Pienso que soy una más de las cientos y cientos de voces que juntan fe, voluntad y trabajo para que la gente de nuestro país recupere la alegría robada que tanto disfrutamos siempre en estas fechas.

Por eso, Venezuela, donde quiera que estés: ¡FELIZ NAVIDAD!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba