CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Grito de libertad

Pero por supuesto, la oposición con todos sus maleantes tiene que estar muy molesta ante la convocatoria del paro de hoy, 15 de diciembre. ¡Es lógico!

Es que a la oposición electorera venezolana, el régimen de Maduro le paga por dar la cara como demócrata. Es por eso que se la lleva de paseo a México, a París y, de paso, la pone en buenos negocios. Todo ello para que trate de mantener a Venezuela como estúpida, pasiva, tranquila y drogada. Como dice Roberto Enríquez del Copey: ¡resignada!

Para el régimen y su oposición, el salario y las pensiones de los trabajadores venezolanos NO deben ser cancelados en dólares. Que se jodan: Maduro y sus facinerosos sueñan con otro país-maquila que se arrastre a los pies del globalismo y de los traficantes de carne humana con los cuales ellos están asociados.

Eso explica el fuerte rumor que suena sobre el pago de un millón de dólares a cada uno de los avispados que se lancen al certamen de popularidad de la oposición en Venezuela, auspiciado por el mismísimo régimen. Barato, muy barato, si se considera que con esa charada el mundo puede recibir un mensaje muy ambiguo sobre la calidad de los contrapesos políticos de una dictadura de última generación, que mantiene un espacio de ficción para meter la coba ante el mundo de ser un país democrático.

Lo tenemos completamente claro: la protesta popular no está en la agenda de la oposición venezolana. Lo que ocurre es que los cubanos y Maduro eligieron muy mal a sus interlocutores. Se quedaron con lo peorcito del país. Con lo más desgastado y rayado; con los bates más quebrados del equipo de perdedores sin pueblo y sin liderazgo de verdad, luego de más de 23 años de mentiras. Puro embustero más rayado que un tigre, con un abultado prontuario de fracasos tras fracasos que ofrecerle al país. Total: un campeonato de jugadores mochos de domino, sin pueblo ni arrastre, ni nada de credibilidad.

No son ellos, ni sus jefes dentro del régimen quienes pueden medir el alcance de una acción como la de hoy por la Dolarización de sueldos, salarios y pensiones y jubilaciones, que aun siendo limitada, siempre saldrá ganando el pueblo de Venezuela.

¡El paro de hoy, 15 de diciembre va! Salgan sapos o salgan ranas, ¡el paro de hoy, 15 de diciembre va! Y, Venezuela, nuestra patria, poco a poco, pasito a pasito, levantando la bandera tricolor, irá recuperando su GRITO DE LIBERTAD y ¡ABAJO CADENAS! No joda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba