La Columna de Pablo Medina

Huele a azufre

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

El gobierno de Trinidad y Tobago continúa en su asquerosa complicidad con la dictadura que oprime a Venezuela. Esta vez asesina a un bebé que lleva su madre en brazos, mientras ambos tratan de alcanzar la costa de San Lorenzo en un humilde peñero, tratando de huir de Venezuela desde Güiria.

La criminal conchupancia del gobierno de Puerto España con la tiranía de Caracas HUELE A AZUFRE, huele a petróleo. Y todo por mantener su privilegiada posición en el reparto desigual de la Plataforma Deltana, Trinidad & Tobago se ha convertido en el esbirro fronterizo del régimen venezolano en el Oriente de nuestro país.

Mientras que las plataformas de extracción continúen bombeando crudo, la British Petroleum (BP) empujará al gobierno de Puerto España para que haga lo que sea, de manera que la producción no tenga ningún tropiezo contable que afecte el reparto de las ganancias sobre los yacimientos comunes, como está establecido en los viejos acuerdos de producción.

Cualquier acto de expatriación, entrega de refugiados y hasta el asesinato de inocentes es poco para quedarle bien a Maduro y a sus criminales, y así mantener la salvaje predación de la cual es objeto el manto de petróleo venezolano en las aguas limítrofes que Venezuela ha “abandonado” en los bolsillos del vecino. Al gobierno fantoche de Trinidad y Tobago le decimos : ¡Siempre habrá un Día Después!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: