Venezuela

Indiferencia del régimen de Maduro y falta de organización del Magisterio ha provocado desgaste en protesta de los maestros

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

Máximo Briceño, presidente del Sindicato de los trabajadores de la Educación del Estado Mérida (Sinditem), expresó su preocupación al ver que ha disminuido la cantidad de maestros en las protestas que comenzaron en enero de 2023 exigiendo un ajuste de salario y la firma del contrato colectivo.

Según Briceño esto es consecuencia del desgaste, pues cree que las protestas se convirtieron en jornadas de frustración “porque es un gobierno indolente, un gobierno que al parecer no le interesa lo que es su sistema educativo”.

El líder magisterial señaló que en un principio casi todos los estados del país se unían a la protesta “ahora se ha enfocado en algunos y Mérida sigue siendo la entidad donde más docentes salen a protestar y a reclamar sus legítimos derechos”.

La protesta “no fue organizada por los sindicatos”

Para Briceño, otro elemento que ha producido el desgaste es que dichas protestas no fueron organizadas por las federaciones y sindicatos.

“Alguien propuso esa acción sindical, que lo que ha hecho es hacer ver que estamos casi en la hora cero, pero no. En este caso el agotamiento se debe a un llamado de un grupo de personas que lo que hizo fue cansar al magisterio, que debería realizar paros escalonados y caminar hacia un pliego de carácter conflictivo, con la firma del contrato colectivo. Eso no fue así y lo que hemos tenido es una irregularidad en la administración de este conflicto. Por eso creo que el cansancio del docente se justifica, porque es un llamado que no fue hecho por las federaciones”, argumentó.

Es por ello que cree que se debe hacer un ajuste en la protesta de los maestros.

“Las federaciones tienen que replantearse, tienen que modificarse los sindicatos regionales y restructurar lo que debería de ser el trabajo en los municipios del país, también en las parroquias”, recomendó.

¿Dónde están los maestros?

Indicó que sí hay algunos que siguen exigiendo respeto a sus derechos en las protestas, pero hay otro sector que “ha mordido el anzuelo” de tener libertad dos días a la semana para “rebuscarse” económicamente.

“Eso está pasando en Mérida y el Ministerio de Educación de manera irresponsable está entregando dos días libres para que los docentes se rebusquen; es decir, cuando tenemos acciones sindicales semanales prácticamente queda un día para dar clases”, afirmó.

No obstante, señaló que en casi 23 años no hay maestros por concurso en las aulas de clase, “sino que se encargó el Ejecutivo nacional, por vía del Ministerio de Educación, de entregar titularidades y concursos”.

“Entonces tenemos en las aulas de clases personas que ignoran lo que es la relación laboral, un contrato colectivo de trabajo, un tabulador, lo que es el HCM y el seguro de vida, entre otros. Es decir, hay una ignorancia supina en muchos aspectos de lo que es la relación laboral y el gobierno se aprovecha eso”, explicó.

Enfatizó que el descontento del gremio docente no es solamente por la falta de un ajuste de salario o la firma del contrato colectivo, sino por el “abandono” de las escuelas.

“Todos sabemos que es un sistema que dejó de funcionar hace rato y que estamos precisamente en la mitad de una crisis”, aseveró.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba