CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Iranzuela

¡Estos tipos no descansan! Mientras que el régimen de Caracas manda a sus colectivos a echarles plomo a los manifestantes que están exigiendo el pago de los salarios y de las pensiones en Venezuela en dólares indexados, continúa haciendo de las suyas. ¡Estos pillos no pierden una sola oportunidad para negociar lo que no es de ellos y rematar al país! ¡Como se ve que Maduro es colombiano, chico: no le importa en lo absoluto “regalar” a Venezuela!

El régimen de Maduro finalmente le asigna y le entrega al turbio régimen iraní, un millón de hectáreas de las tierras más fértiles del mundo, ubicadas en el Macizo Guayanés. ¡Qué Ucrania ni que Ucrania! Hablamos de más de metro y medio de capa vegetal, negra; no explotadas, virgen, por años protegidas, que ahora pasan a manos, al control total, de esos zánganos, para que dizque lleven a cabo sus cultivos y, con toda seguridad, muchísimas otras cosas más.

Este nuevo asentamiento “agrícola” de Irán, que no tiene suficientes tierras fértiles en su territorio, está a escasas 5 horas en vuelo comercial de las principales ciudades de la Costa Este norteamericana.

Pareciera que esta tremenda situación no preocupa ni a la cúpula de la oposición venezolana, que solo negocia negocios y elecciones de naturaleza cosmética, centrada en Primarias; como tampoco al Departamento de Estado de Estados Unidos.

El gobierno de uno de los estados del Medio Oriente que declara públicamente ser enemigo de Occidente, sus costumbres, su religión y su cultura, está listo a desarrollar una extensión de territorio tan grande como cualquier ciudad promedio venezolana, en condición de arriendo; como si fuese una de esas tantas fincas que Chávez y sus generalotes se robaron, con el cuento de las expropiaciones por razones de «interés colectivo».

Acá lo cierto es que el régimen está pagando protección a otro de sus chulos internacionales, cediendo parte del suelo SAGRADO de nuestra nación a unos rufianes internacionales peligrosísimos. La Junta Patriótica compromete su palabra ante ustedes, venezolanos que leen y escuchan estos mensajes, que no descansaremos hasta deponer y enjuiciar a Nicolás Maduro y al Alto Mando Militar por Traición a la Patria.

La administración del señor Joe Biden no puede seguir haciéndose la pendeja sobre esta invasión consentida por un grupo de rufianes sobre el territorio desprotegido de Venezuela. Puede mirar hacia otro lado, solo pensar en petróleo venezolano barato y a cualquier condición. Pero el caso es que los iraníes asentados en Venezuela a cuenta de esta nueva traición de los ladrones de la Patria, significan un peligro, una bomba de relojería que en algún momento le va a explotar en la cara a la mismísima nación norteamericana y a la Unión Europea.

Maduro es un problema hemisférico. En Venezuela se lleva a cabo un genocidio de estado sostenido. Los gobiernos y estados más turbios, siniestros y peligrosos del planeta, reciben tierras y albergue del régimen de Caracas en condiciones coloniales. Y, digo yo: ¿Quieren ver más o con esto ya es suficiente?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba