CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

La barajita del gobierno

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Con una oposición al régimen comprada con rebaja desde hace muchos años, ni con la participación de toda Venezuela se saca un narco-presidente distinto a Maduro en 2024, si otra vez vamos a votar en elecciones arregladas.

Venezuela, castigada a la gimnasia agotadora de tener que “reinventarse” para poder sobrevivir, políticamente naufraga.

Si es a través de la convocatoria de una oposición diseñada y fabricada , mejor dicho, PUESTA POR EL GOBIERNO, la gente no se va a mover, o sea, no va a votar. Porque cualquier cosa que se le confié a la oposición venezolana va a ser, con toda seguridad, usada en nuestra contra por la dictadura. Y en cuanto al régimen, este solo cuenta con sus cuatro gatos, sus enchufados y sus máquinas infalibles para llevar a cabo sus trampas electorales acostumbradas.

Una de las grandes tragedias dentro de la política en Venezuela, consiste en la existencia de un pueblo mil veces engañado, timado y burlado, que ha perdido la fe en la posibilidad de un país mejor.

El esfuerzo por la sobrevivencia del venezolano, hoy se ha tragado el sueño de recuperar al país, ahora en las manos de todos estos delincuentes.

La vía electoral, sin el juego limpio, es volver al caótico espacio otra vez de las sandeces de tipos como Manuel Rosales, la misma barajita electoral, con el mismo resultado de siempre: ¡Nada!

Lo que sí está bien claro es que quienes se tienen que reinventar en nuestro país no es la gente. La culpa de este desastre no es de ellos. Allá lo único que hay que “reinventar” es al gobierno y a su oposición de utilería, que no sirven para nada, es decir, mandarlos bien lejos al «carayo».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba