El Fogón de la Editora

LA CAPERUCITA ROJA-ROJITA

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Pero bueno mijito: ¿Quién los entiende? Primero le piden a las once mil vírgenes y a todos los santos que el régimen los asista en sus primarias. Luego se le guindan a Elvis Amoroso para que les “preste” al Plan República para asegurar sus elecciones de octubre. Después consiguen que el CNE tutele de la forma más desvergonzada del mundo que, la periquera de la oposición “solo con votos”, sea auxiliada en su totalidad, con máquinas y todo, por el mejor sistema electoral del mundo.

Y ahora sale la señora María Corina Machado a pedirle al Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas “acompañamiento” durante las primarias de la oposición a celebrarse el 22 del mes que viene. Ustedes tienen problemas. Y problemas graves. ¡Y de naturaleza psiquiátricos!

Pero si solitos entraron a la casa de la Abuela de la Caperucita Roja, sabiendo que el Lobo Feroz ya tenía montada en la olla a la pobre vieja cocinándose. ¿Ahora qué quieren: que el Guardabosques se meta con ustedes a la casita del crimen para sentarse todos juntos en la mesa?

¡Será para comerse a la abuela en coco, los tres juntos, y ahorrarse tanta preguntadera sobre los ojos, la nariz y la boca del lobo disfrazado! No acomoden las cosas. Que bastante ya están haciendo los cubanos y el régimen con sus espectáculos montados en vivo y en directo desde la Penitenciaria de Tocorón y desde la Zona en Reclamación entre Guyana y Venezuela.

El caso es que la siniestra pareja del régimen y los cubanos no logran engañar sino a los noveleros sin oficio. En el país y afuera de Venezuela lo importante, lo crucial, lo abominable es el grosero tutelaje del voto de los cuatro gatos que realmente se creen el cuento de hadas de las primarias de una oposición manejada y controlada por un régimen corrupto, farsante y, sobre todas las cosas, totalmente tramposo que les va a echar una mano.

Todavía muchos cargan la duda de si SUMATE en su momento le vendió la data de los que firmamos en contra de Chávez, en la era del Referéndum Revocatorio de 2004. No olvidemos que con esa información se montaron las infames y tristemente famosa Listas Maisanta y Tascón. Ahora, tras este nuevo arreglo entre la oposición y el régimen, ¿qué otras tantas cosas feas podemos imaginar que terminen ocurriendo?

La verdad es que ya no sabemos en cuales manos estamos peor. Ambos, gobierno y oposición, compiten por ver cuál es más cínico y embustero con el pobre pueblo de Venezuela.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba