CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

La cueva de Ali Babá

La verdad es que yo no entiendo por qué tanta alharaca. ¡Pero si siempre Delsy Eloína es recibida con alfombra roja en Qatar! Para los jeques, emires y príncipes del emirato ella siempre ha sido la representante de la corporación bolivariana que lava la mayor cantidad de dinero sucio que se blanquea de todo el mundo torcido, en ese pedazo de desierto.

Por eso es por lo que vemos tantos y tantos hoteles con el mismo formato hamponil. Es que Qatar es el albañal bancario más poderoso de todo el Medio y del Extremo Oriente.

Las fabulosas relaciones con la banca española, maltesa, de Trinidad & Tobago y panameña hacen de este pedazo de país de mentiras el paraíso del lavado mundial del dinero de la corrupción, de la venta de armas, de las tratas de niños y blancas, del petróleo chueco y, por supuesto, de las drogas. ¡Pero si son unas joyitas con turbantes!

Dos más dos siguen siendo cuatro. El régimen de Nicolás Maduro y sus malhechores se encuentran entre los principalísimos clientes VIP del sistema financiero de Qatar.

Así serán estos enturbantados de echados a perder que ni Shakira les quiere cantar. No solo por la aberrante manera en que se comportan con las mujeres y los individuos de la comunidad gay, es que Occidente conoce de sus terribles relaciones con los peligrosísimos terroristas de Al Qaeda, Irán y toda la chusma diabólica que les hace comparsa.

Los bandidos de la FIFA tienen que haber recibido toneladas de dinero para tratar de “colocar” al emirato, como un reino de las Mil y Una Noches. El globalismo se esconde detrás del hermetismo de estas sociedades medievales, para esconder el grado de peligro que significan para Occidente y para el resto del mundo decente.

No fue en balde que Donald Trump durante su mandato restringió las relaciones económicas de los Estados Unidos, y aún las de naturaleza política, con esos individuos.

Pero para el régimen de Caracas y para sus hampones, muy por el contrario, resulta todo un cuento de Sheresade la nueva visita de Delsy Eloína para ver el futbol en vivo y en directo, desde la mismísima cueva de Ali Babá y su bojote de ladrones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: