CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

¿La dama ciega?

Para que lo tengamos todos bien clarito: la nueva presidenta del parapeto de TSJ del régimen de Miraflores viene de ser un cuadro duro del PSUV.

Para más señas la señora fue concejal por el partido de gobierno, aquel outsider de Erika Farias cuando esta se cansó de hacer de las suyas en la alcaldía de Caracas, rodilla en el suelo del chicharrón eterno y devota practicante del culto al colombiano y a la combatiente, la que pela el diente.

Así las cosas mis amigos, si todavía existe alguien en Venezuela, alguna candidata, boticario, buhonero o miembro honorable de cualquier ONG que sea tan tonto de estar esperando algún tipo de justicia, no la recibirá ciertamente en la República Bolivariana de Venezuela, ni por el carajo.

La señora del TSJ ha jurado, arrodillada delante de la pareja que usurpa la presidencia en Venezuela, acabar con toda oposición que tenga el más remoto intento de hacer contrapeso a la dictadura electoral que existe en Venezuela. ¡Ni si quiera en broma, como justamente ha venido sucediendo desde hace más de 20 años en nuestro país gracias a la oposición financiada y vaciada de corazón por Miraflores!

Hoy, cada vez más, el régimen baila joropo sabroso sobre las páginas de la constitución que dice tanto respetar.

Primero colocan a un malandro con prontuario borrado de la PTJ, luego ponen a una idiota que cuidaba a Huguito, el hijo mala conducta del difunto y ahora se traen a una operadora de su partido, sin ningún tipo de vergüenza o tapara alguna. ¡De frente y al sol!

Y “esto” no es cosa de locos, o un desliz del “empobrecedor”, como lo llama Miley, el presidente de Argentina. “Esto” es un plan orquestado milimétricamente. Esta “cartilla” ha funcionado ampliamente en Cuba, Nicaragua, la Unión Soviética, Corea del Norte, China, Vietnam, Camboya y en cualquier lado donde las instituciones se han conservado para ponerlas al servicio de las dictaduras y de sus diabluras y sinvergüenzuras.

Insistimos, no pega ni con pega Elefante, que una parte ingenua de la población venezolana, afortunadamente cada día más y más pequeña, siga creyendo que estos bandidos salen del poder a punta de votos. ¡Es calle, calle y más calle!

Reclamo y lucha organizada por la recuperación real de la calidad de vida que le ha sido robada a todos los venezolanos.

Ya el régimen acusó el golpe. El régimen sabe que el país no le esta comprando las pendejadas que cada día se inventa para mover la atención. Solo queda pasar por encima de lo que sea y de quienes sea.

En eso, mis amigos, es donde descansa la unidad del esfuerzo colectivo. ¡Para “esa” tarea es que necesitamos unidad estratégica!

Para todo lo demás ya habrá un día después de la necesaria y urgente transición. Ya nos volveremos a reencontrar con los bellos símbolos de la democracia, como son los votos, el respeto a los resultados reales y las viejas prácticas electorales que nos formaron como país.

No hay de otra: ¡Venezuela no te sigas dejando joder!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba