El Fogón de la Editora

LA EDUCACIÓN ESTÁ FATAL

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Resulta que en la Venezuela de la actual peor educación del mundo, un muchacho saca un video por las redes sociales diciendo alguna de esas verdades que no se pueden decir y la UNEFA le revoca su título como profesional. Es decir, ahora en Venezuela un intento mal hecho de universidad le suspende el título de profesional a una persona que se graduó en esa “institución”, como si se tratara de la revocación o de la suspensión de una licencia de conducir vehículos porque atraparon al conductor manejando borracho.

Si no fuera por lo terrible que es el cuento, que no es cuento, solo sería un hecho patético más de la Venezuela bolivariana. Porque después de varios miles de millones de dólares gastados en masificar al viejo IUFAM para convertirlo en la UNEFA de Chávez, ahora sí que la UNEFA está funcionando como la caja del jabón del concurso: si te consigues el título profesional dentro del empaque afortunado, es tuyo. Pero, eso sí: ¡ciertas consideraciones aplican!

Hace años que la educación superior en Venezuela, como todo lo demás, está fatal. Copiada de los esquemas y protocolos educativos de la pobrísima educación cubana, ambos modelos, en pleno siglo XXI, lo que producen es risa. Lo mismo que la educación que se imparte en Corea del Norte o en Irán; eso no sirve para nada.

En todos esos países solo cuentan con programas ideologizantes, bajísimos en contenidos científicos o humanísticos universales, y muy alejados de la actual sociedad del conocimiento. A través de esos pobres programas educativos a lo más que se puede aspirar es a conseguir producir zombies sociales. Individuos que solo repitan como loritos consignas y estupideces sin contenido alguno, y nada de naturaleza útil para ellos, ni para sus familias o para sus sociedades.

Por eso, en Venezuela, los primeros que están haciendo planes para escapar del país son nuestros muchachos. ¿Por qué no están viendo futuro dentro de Venezuela? ¡No, qué va! Es porque no les interesa, ni les motiva, ni les “resuelve” el presente dentro de Venezuela.

Ojalá y no terminen en la ciudad de Nueva York intentando “hacer patria”. Reclamando de mala manera a personas, y a todo un país que no tiene nada que ver con nuestra desgracia, una forma de vida distinta por la cual muy pocos de ellos ya no están dispuestos a luchar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba